Multitud rezó por la aparición del submarino Ara San Juan

Familiares de los tripulantes del submarino ARA San Juan, desaparecido hace una semana, cuestionaron ayer la aplicación del protocolo de búsqueda y aseguraron que se debió haber aceptado antes la ayuda internacional, pese a que desde la Armada indicaron haber cumplido con ese procedimiento en los plazos previstos.
Los hermanos de Cristian David Ibañez, cabo principal y parte del equipo de radaristas del submarino, aseguraron vivir “con mucho dolor y angustia” el tiempo de espera y que les parece “increíble” que aún no se haya dado con el sumergible perdido desde hace una semana.
“Esperamos un milagro, que nuestro hermano aparezca junto con todos sus compañeros de la tripulación, pero también siento que estoy esperando un velorio y no quiero. Yo necesito abrazar a mi hermano”, expresó a Télam Elena Alfaro, una de las hermanas de Ibáñez.
Ella y Federico, el otro hermano, llegaron ayer desde Rosario para acompañar a la madre de ambos, que se hospeda en la Base Naval de Mar del Plata a la espera de noticias de su hijo.
“Desde que nos dijeron que había desaparecido afirmaron que, por protocolo, el submarino debía estar en superficie, pero es sólo una suposición. Si están buscando un submarino y no un barco, ¿por qué no lo buscaron desde un primer momento bajo el agua?”, cuestionó Federico.
Los dos hermanos evaluaron que las 48 horas de espera hasta el inicio de la búsqueda y el rastreo por superficie fueron factores que demoraron el hallazgo del sumergible.
“Tengo mucho dolor por las decisiones que se tomaron. Tanto protocolo, y ahora quién nos lo devuelve”, se lamentó entre lágrimas Elena.
La hermana del submarinista aseguró que están a la espera en la base naval “para sumar fuerza, una oración, una súplica al cielo para que madres, padres, hijos y familiares puedan volver a abrazar a los 44 tripulantes del submarino”.
Otra de las críticas que esgrimieron fue la “demora” en aceptar la ayuda internacional. “Si hubiesen aceptado la ayuda apenas se supo (sobre) la comunicación, ya los habrían encontrado. Perdieron el tiempo por seguir el protocolo. Desde un principio tendrían que haber acepado la ayuda que no hay acá”, opinó el hermano de Ibañez.

Oraciones.
Cientos de personas se congregaron por la tarde en la entrada de la base naval de Mar del Plata, donde rezaron el rosario para pedir “la pronta aparición con vida de la tripulación y el submarino ARA San Juan”, desaparecido desde el pasado miércoles.
El encuentro, del que participaron vecinos que pasaban por la zona y personas que se habían acercado a pegar carteles a modo de homenaje u ofrenda, fue organizado por la parroquia de Asunción de la Virgen de esa ciudad.
“Simplemente quisimos aportar desde nuestro lugar, desde la oración, por una cuestión de fe, de convicción de que podemos ayudar con lo que hacemos: pidiéndole a Dios y a la virgen que intercedan para que estos chicos aparezcan sanos y salvos cuanto antes”, expresó Ricardo Ibáñez, uno de los organizadores.
El grupo al que pertenece Ibáñez se reúne a diario a rezar “por una cuestión de devoción”, pero decidieron entre varios de sus integrantes acercarse a entregar rosarios a los familiares de los marineros buscados.
“No era la idea exhibirlo y que vaya a los medios. El martes este encuentro se dio en la capilla de la base, pero vino mucha más gente y fue más grande de lo que pensábamos”, admitió el coordinador. (Télam)

Ayuda internacional
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió a través de su cuenta de Twitter “que Dios esté con los 44 tripulantes” del submarino de la Armada Argentina desaparecido desde el miércoles.
“Hace tiempo que di la orden de ayudar a Argentina con la misión de búsqueda y rescate de su submarino desaparecido. 44 personas a bordo y no queda mucho tiempo. ¡Que Dios esté con ellos y con el pueblo de Argentina!”, tuiteó el mandatario estadounidense.Por otra parte, el presidente Mauricio Macri dialogó telefónicamente con su par ruso, Vladimir Putin, quien puso a su disposición un buque oceanográfico de alta complejidad para que se sume al operativo de búsqueda del Submarino ARA San Juan, desaparecido desde el miércoles pasado, informó la Cancillería.
En la conversación, los mandatarios “acordaron que los ministros de Defensa de ambos países conversarán sobre la implementación de esta colaboración rusa”, según se precisó.
Tras agradecerle el ofrecimiento, Putin “le adelantó que ponía a disposición inmediata un buque oceanográfico de alta complejidad, de gran utilidad para este tipo de operaciones”, informó la Cancillería.