Inicio El Pais Murió adolescente en Miramar

Murió adolescente en Miramar

LO HABIAN ACUSADO DE INTENTAR ROBAR A UNA TURISTA

Un adolescente de 17 años murió luego de haber sido golpeado por otro que lo acusó de intentar robarle a una turista en la ciudad balnearia de Miramar, aunque la familia de la víctima aseguró que no era un delincuente sino que estaba de vacaciones, informaron ayer fuentes policiales y judiciales. En tanto, el agresor ya fue identificado como otro turista de la misma edad que el chico fallecido y esta tarde era intensamente buscado por la Policía.
Según las fuentes, todo comenzó la noche del viernes último, en calles 21 y 24, de Miramar, ciudad cabecera del partido de General Alvarado, cuando personal del Comando de Patrullas local fue alertado sobre un asalto. Al llegar al lugar, los policías se encontraron con una mujer de 35 años que acusaba a tres amigos de haber intentado robarle, circunstancias en las que se generó un tumulto con las demás personas que presenciaban la situación.
De acuerdo a los pesquisas, en ese momento y de manera imprevista, otro joven que se encontraba entre quienes observaban lo ocurrido le dio un golpe de puño a uno de los adolescentes acusados por la turista, identificado como Ezequiel Lamas (17). A raíz de este puñetazo, el adolescente, oriundo de la localidad bonaerense de González Catán, partido de La Matanza, cayó al piso y golpeó la cabeza contra suelo, al tiempo que el agresor escapó del lugar.

Lesiones.
Un primo de Lamas que estaba junto a él al momento del hecho contó que la víctima permaneció «inconsciente por unos minutos» hasta que lograron reanimarlo, tras lo cual, lo trasladaron hasta un centro asistencial local. Allí, Lamas comenzó a tener «convulsiones y vómitos», por lo que lo derivaron al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) de la vecina ciudad de Mar del Plata donde se constató que presentaba un traumatismo de cráneo y un «derrame cerebral», relató el chico.
Este familiar negó la versión del asalto a la mujer y explicó que su primo sólo «la chocó sin querer» mientras caminaban hacia un cajero automático y que fue la pareja de ésta la que creyó que era un intento de robo y que tenían un arma blanca, y llamó a la Policía. El testigo añadió que cuando llegaron los efectivos, la mujer dijo que ellos habían «amenazado con apuñalar a su hija» que estaba allí con ella y su pareja, lo que también negó.
Las fuentes indicaron que Lamas permaneció internado en grave estado hasta ayer cuando murió como consecuencia de las lesiones sufridas. Un vocero de la pesquisa explicó que durante la internación al chico se le intentó tomar declaración pero no recordaba nada de lo sucedido. Por otro lado, y en base a datos aportados por testigos y las cámaras de seguridad, el personal policial identificó al agresor prófugo, quien se cree reside en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Sanciones.
La investigación quedó a cargo del fiscal Walter Martínez Soto, del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de Mar del Plata, quien caratuló la causa como «homicidio preterintencional» y pidió la detención del sospechoso buscado a la jueza de Garantías del Joven 3, Mariana Gulminelli. A su vez, el fiscal también aguardaba para esta tarde los resultados preliminares de la autopsia aunque en base a los primeros estudios se determinó que la víctima presentaba cortes en el mentón producto del puñetazo y lesiones en la cabeza a raíz del impacto contra el suelo.
Además, el funcionario judicial solicitó sanciones administrativas para parte del personal policial que intervino en el procedimiento por presuntas irregularidades, detallaron las fuentes judiciales.
«Que quede claro que mi sobrino había ido a pasar sus vacaciones y no era un delincuente (…) Era un chico que trabajaba y estudiaba», afirmó José Coria, tío de Lamas. Parte de la secuencia de los hechos quedó registrada en dos videos que se difundieron a través de las redes sociales: en uno se lo ve a Lamas tirado en el suelo, como inconsciente, mientras que varios policías lo miran y en el otro ya está reanimado, sentado en un banco y con sangre en la boca. «Por culpa de la inoperancia de ellos (por los efectivos) hoy mi sobrino está muerto», añadió Coria. (Télam)