Murió el músico y director Horacio Salgan a los 100 años

El músico y director de orquesta Horacio Salgán, referente y vanguardia del tango, creador del
Quinteto Real y de piezas maestras como “A fuego lento”, falleció ayer a los 100 años.
Salgán permanecía internado en el Sanatorio Güemes y sus restos mortales son velados en avenida Córdoba 3677 de Capital Federal, mientras serán inhumados hoy en el panteón que posee Sadaic en el cementerio de Chacarita, informó esa entidad.
El pianista, director de orquesta y compositor fue uno de los máximos exponentes del tango y además de “A fuego lento” fue autor de composiciones emblemáticas como “Don Agustín Bardi”.
Salgán recibió distintos homenajes tras cumplir el 15 de junio 100 años, con reconocimientos y conciertos realizados por colegas de la talla de Daniel Barenboim.
En 1950 el autor de “Grillito” y “La llamo silbando” grabó con Astor Piazzolla, quien fue uno de los máximos exponentes del tango de vanguardia, registro que se publicó bajo el título “Para fanáticos solamente”.
Luego Salgán formó un dúo legendario con el guitarrista Ubaldo de Lío y el Quinteto Real. Salgán, quien nació el 15 de junio de 1916 en el barrio del Abasto, con su orquesta, el dúo con De Lío o al frente del Quinteto Real dedicó su vida a la música.
Sus estudios de piano los inició a los 6 años y a los 14 era pianista de películas mudas en un cine barrial y organista en la Iglesia San Antonio, de Villa Devoto.
Asimismo, se incorporó en la primera parte de su carrera a distintas formaciones que tocaban en radios Excelsior, Prieto y Stentor, entre otras emisoras.
Pero fue cuando escribió arreglos para la orquesta típica de Miguel Caló que comenzó su etapa como compositor, hasta que ingresó a la formación de Roberto Firpo, donde comenzó a diseñar la que sería su propia orquesta típica, que creó en 1944.
Salgán como creador y en la dirección de su orquesta impulsó la carrera de cantores de la talla de Edmundo Rivero y Roberto Goyeneche.
El músico creó en los 60 el Quinteto Real, formación que lo tuvo en piano, dirección y arreglos, junto a De Lío en guitarra, Enrique Francini en violín, Rafael Ferro en contrabajo y Pedro Laurenz en bandoneón.
Entre las actuaciones de Salgán se destacan las realizadas en 1970 en el Lincoln Center de Nueva York y la de 1972 en el Teatro Colón de esta ciudad.
El pianista se retiró oficialmente de la actividad en 2010 en los festejos del Bicentenario, donde compartió por última vez un escenario con De Lío. (DyN)

Compartir