Murió en un accidente y le trasplantaron su riñón a su hija

Una mujer de 30 años murió el sábado pasado tras un accidente en Concepción, Tucumán. Su riñón fue trasplantado exitosamente en su hija de 11 que padece una extraña enfermedad. Veronica Noelia del Valle Carrazco tenía 30 años y fue protagonista de un siniestro vial en la esquina de Haimes y Presidente Roca de Concepción.

Por causas que la justicia investiga, su motocicleta Brava de color rojo impactó contra una camioneta Toyota Hilux, conducida por el joven de 20 años. Carrazco fue asistida en el lugar por politraumatismo sin perdida de conocimiento, luego en el Hospital Regional y posteriormente fue derivada al Hospital Padilla, donde falleció horas después del medio día del sábado.

Verónica luchó durante años por su hija de 11 años, quien padece síndrome poliglandular autoinmune con candidiasis y distrofia ectodérmica, insuficiencia renal crónica terminal, síndrome de Adisson y hipoparatididismo.

“La niña estuvo internada muchas veces en Buenos Aires y en Tucumán y recién hace un par de años pudieron saber que enfermedad tenia”, dijo una pariente. Según se informó, la mujer tenía intenciones de donarle un riñón a su hija, pero una enfermedad la obligó a postergar el trasplante.

Incluso hace tres semanas publicó en su muro de Facebook un pedido de colaboración. Ofrecía un bono para recaudar fondos y poder así cubrir los costos del traslado y la estadía en Buenos Aires, donde se realizaría el trasplante. Tras la muerte de Verónica, finalmente su riñón sirvió para salvar la vida de su hija. La pequeña fue operada este lunes en el hospital Garrahan y la cirugía resultó exitosa. (Fotografía: ilustrativa)