“No hay ninguna posibilidad de conflicto social a fin de año”

La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, afirmó que el Gobierno logró “demostrar que
trabaja por la población más vulnerable” y remarcó que “no hay ninguna posibilidad de conflicto social a fin de año”.
“No hay ninguna posibilidad concreta de conflicto social a fin de año. Pero esperemos que no haya ningún sector que busque especular políticamente con eso”, sentenció la funcionaria en una entrevista que publicó ayer Clarín.
Stanley dijo que “el Gobierno está trabajando y dialogando con todos los sectores” que saben que “cualquier necesidad que exista la pueden plantear, que nosotros los vamos a atender”.
Consultada sobre si vislumbra que algún espacio político quiere un fin de año difícil, respondió: “Quiero creer que estamos todos apostando a una Argentina que crece y a que esté en el lugar que nos merecemos todos”.

Diálogo.
La funcionaria también indicó que el Gobierno estableció “una mesa de diálogo formal” para llevar adelante las negociaciones con las organizaciones sociales por la ampliación del bono para la Asignación Universal por Hijo.
La ministra de Desarrolló señaló que Cambiemos despejó los prejuicios respecto al trabajo en materia social que iba a proponer el presidente Mauricio Macri, que se habían plantado “como un ataque electoralista, un manotazo de ahogado”.
“Sin duda logramos demostrar que este es un Gobierno que trabaja por la población más vulnerable”, apuntó Stanley, quien además insistió que “Pobreza cero” es un objetivo a largo plazo” en el que “todos los ministerios estamos comprometidos en ir por ese camino”.
Ante la pregunta sobre si va a alcanzar con un mandato de Macri, contestó que “va a llevar más tiempo, pero vamos a trabajar para que sea en el menor tiempo posible”.

Emergencia en la Ciudad.
Unas quinientas personas participaron este fin de semana de un acampe frente a la Jefatura del Gobierno porteño en reclamo de que se declare la emergencia social en la Ciudad y se constituya una mesa de diálogo para discutir políticas públicas que “mejoren los ingresos de las familias más humildes” de la Capital Federal.
“La declaración de la emergencia social implica que se aumenten los presupuestos de la asistencia a las familias más humildes y se extiendan los programas sociales y de empleo en virtud del deterioro del mercado de trabajo”, explicó Daniel Menéndez, coordinador nacional del movimiento Barrios de Pie. (DyN)

Compartir