“No implica disparar a mansalva”

SIGUE LA POLEMICA POR EL NUEVO PROTOCOLO PARA LAS FUERZAS DE SEGURIDAD

El jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, aseguró ayer que el protocolo para las fuerzas de Seguridad “no implica disparar a mansalva, sino tomar conciencia y saber qué deben hacer” los uniformados “ante una situación de amenaza”.
“El espíritu de este reglamento es dotar de herramientas a los policías para saber qué deben hacer ante una situación de amenaza inminente. Esto no implica disparar a mansalva, sino tomar conciencia y saber”, sostuvo el funcionario nacional.
En declaraciones al canal TN, Roncaglia advirtió que “el delincuente que usa un arma sabe que puede disparar y tiene que saber que enfrente va a tener un policía que, evaluando esa situación de gravedad extrema, también le puede disparar”.
“Tenemos que tener herramientas para desalentar la actividad de los delincuentes. El espíritu de la reglamentación radica ahí. Bajo ningún punto de vista vamos a salir a disparar a mansalva. Al contrario, esto implica más formación”, remarcó el jefe de la Policía Federal.
Y subrayó: “Nadie va a salir a tirarle por la espalda a un chico que se robó un paquete de cigarrillos y salió corriendo”.
Respecto a la posibilidad de que se cometan excesos por parte de los uniformados a partir del nuevo protocolo, manifestó que “si hay un caso de gatillo fácil, va a juzgar un juez”.
“Eso se mantiene intacto. El reglamento está por debajo del Código Penal, son pautas de intervención”, señaló Roncaglia.
Consultado sobre la posible utilización de armas no letales, respondió: “Si enfrente tengo un delincuente que tiene una 45, yo no le puedo tirar con una Tasser”.

Críticas.
Finalmente, Roncaglia se expresó respecto a las críticas que recibió el protocolo por parte de sectores tanto oficialistas como opositores: “Tienen todo el derecho de cuestionar, porque hace a la discusión política”.
“A lo mejor están pensando en que le vamos a dar una herramienta para que puedan tirar a mansalva. Esto va a ir de la mano de una gran preparación, que vamos a profundizar. No significa que podemos disparar indiscriminadamente”, agregó.
La Resolución 956/2018, publicada el pasado lunes en el Boletín Oficial, establece, entre otras medidas, que los efectivos de la Policía Federal, Gendarmería, Prefectura Naval y Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) podrán hacer uso de las armas de fuego cuando resulten ineficaces otros medios no violentos en defensa propia o de otras personas, en caso de peligro inminente de muerte o de lesiones graves.
También se permitirá el uso para impedir la comisión de un delito particularmente grave, que presente peligro inminente para la vida o la integridad física de las personas, para proceder a la detención o impedir la fuga de quien represente ese peligro inminente.

Vidal.
Por su parte, la gobernadora de Buenos Aires María Eugenia Vidal aseguró que la provincia “ya tiene un marco legal” relacionado con el uso de armas de fuego por parte de las fuerzas de seguridad.
“En el caso de la provincia de Buenos Aires ya tenemos una ley que está vigente desde el año 2006 y que define claramente como tiene que actuar la policía en el uso de armas de fuego”, manifestó Vidal.
“Esto está especificado para casos en que haya riesgo de vida por la policía o para terceros, con una reglamentación bastante similar a la que acaba de hacer la ministro (de Seguridad, Patricia) Bullrich”, añadió en declaraciones al canal TN.
“Hay que ser muy firme con el policía que es corrupto, que viola la ley. Hemos sacado policías de la fuerza por casos de violencia institucional y gatillo fácil. Pero también hay que ser muy claros con la policía que actúa bien y respaldarla”, señaló Vidal.
“Lo más importante es que la ministro (de Seguridad Patricia Bullrich), el presidente (Mauricio Macri), el ministro (de seguridad bonaerense, Cristian) Ritondo, y yo, coincidimos como equipo que hay que darle todas las herramientas a la policía para hacer cumplir la ley”, agregó.

Fiscal.
El fiscal general Ricardo Sáenz salió a rechazar las críticas contra el nuevo protocolo para el uso de armas en las fuerzas de seguridad y negó que faculte a los uniformados a decidir “una pena de muerte” contra los delincuentes.
“Como cualquier reforma, siempre salen las mismas críticas, primero que el policía se pone en el lugar del juez y decide una pena de muerte si mata a un delincuente. Lamento decir que la pena de muerte existe en la Argentina y la aplican los delincuentes”, sostuvo el fiscal en declaraciones a Radio La Red.
Al respecto, Saenz insistió en que la nueva normativa “no es una licencia para matar, porque si el juez considera que cometió un error será juzgado el policía”. (NA)