“No le tenemos miedo a nada”

CAMIONEROS MARCHO CONTRA EL EMBARGO DE FONDOS

La Federación de Camioneros realizó ayer una movilización a la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo en reclamo de la liberación de los 300 millones de pesos embargados preventivamente por la Justicia, en el marco de la multa aplicada por el Ministerio de Trabajo.
La marcha, que comenzó las 10.00 a las puertas de la Cámara ubicada en la calle Lavalle al 1500, en el centro porteño, se concretó cuando ese tribunal debe resolver el veredicto por la multa de 1.052 millones impuesta por incumplir una conciliación obligatoria en diciembre del año pasado.
“De acá no nos vamos porque no le tenemos miedo a nada”, aseguró frente a la sede de la Cámara el hijo de Hugo Moyano, “Huguito”, quien se desempeña como abogado de Camioneros.
“Huguito” fue el encargado de presentar en esa sede un petitorio para reclamar la liberación de $300 millones que el sindicato tienen embargados y dijo que “se está esperando la resolución de la Justicia, pero no hay posibilidad jurídica que se haga lugar a algo tan exorbitante”.
“No hay duda que es una decisión política; están esperando esta resolución para ver si aplica una segunda multa”, agregó el abogado e hijo del líder gremial, en referencia a la chance de que la cartera que dirige Jorge Triaca avance con una nueva sanción económica por otro incumplimiento de una conciliación obligatoria, esta vez en junio último.
Los trabajadores exigieron la urgente liberación de los 300 millones de pesos embargados preventivamente por ser aportes que se destinan a salud, construcción de viviendas y todo lo relativo a los intereses y derechos de los afiliados, según señalaron. El expediente del caso se tramita en la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo Sala Primera.
A fines de julio, el juez laboral José Ignacio Ramonet autorizó un embargo preventivo contra la Federación de Camioneros, a raíz de que la organización gremial se negó a pagar una multa de más de 800 millones de pesos (sumando los intereses, la cifra asciende a 1.052 millones), impuesta por la cartera laboral que acusa un incumplimiento de una conciliación obligatoria en diciembre del año pasado.
Ramonet libró oficios al Banco Provincia, Banco Nación, al Banco de la Ciudad de Buenos Aires y al Banco Macro a fin de que “traben la medida” por una suma de 266.930.023 de pesos.
La marcha de Camioneros se llevó a cabo un día después de que el sindicato que lideran Hugo y Pablo Moyano anunciara su salida de la conducción de la CGT en medio de diferencias con los demás sectores de la central obrera.
Precisamente, los Moyano hicieron foco en la supuesta falta de reacción y solidaridad del resto de la CGT frente a la multa que le aplicó Trabajo a Camioneros como una de las razones para dar el portazo de la conducción de la central.

La CGT.
Luego de que los Moyano anunciaran la ruptura con la conducción de la CGT en medio de una interna al rojo vivo, la central obrera realizará hoy un plenario de secretarios generales en el que deberá definir si convoca a un paro general para el mes próximo, aunque algunos dirigentes de los sectores moderados ya sugirieron que la medida de fuerza podría postergarse.
El encuentro se hará desde las 9.00 en el Teatro Empire, perteneciente al sindicato La Fraternidad, ubicado en Hipólito Yrigoyen al 1900.
En medio de un clima interno caldeado entre “combativos” y “dialoguistas”, en el plenario están confirmadas las presencias los miembros del triunvirato, Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, además de los referentes de los grandes gremios conocidos como los “gordos” y los “independientes”, pertenecientes al bando de los moderados.
Los Moyano no concurrirán y tienen previsto realizar una conferencia de prensa con las CTA de Hugo Yasky y Pablo Micheli, en la que anunciarían un “plan de lucha” de la Multisectorial 21-F, estructura de gremios opositores que están fuera de la CGT en la que se recostará Camioneros. (NA)