“No pedimos la domiciliaría”

ACLARACION DE LA ABOGADA DE MILAGRO SALA

Elizabeth Gómez Alcorta, una de las abogadas de Milagro Sala, aclaró que la defensa no solicitó a la Corte Suprema de Justicia de la Nación que beneficie a la líder de la Tupac Amaru con una prisión domiciliaria, y reveló que la propia dirigente social rechaza esa medida porque, a su criterio, “eso lo piden los genocidas”.
La letrada admitió que la Corte podría tomar ese curso, aunque explicó que el pedido de la defensa es la “nulidad” de la prisión preventiva, al entender que la detención es “arbitraria”, dado que no existe “razón que justifique que Milagro podría huir de la Justicia o entorpecer la investigación”.
Además, insistió en el carácter “ilegal” de la detención al remarcar que Sala gozaba de “inmunidades” por el hecho de haber sido elegida como diputada del Parlasur. “Nosotros nunca pedimos la prisión domiciliaria de Milagro.
La Corte tiene amplias facultades para resolver. No es objeto de pedido de su defensa esto”, recalcó Gómez Alcorta, que reconoció que de todos modos “la Corte lo podría llegar a hacer”.
La abogada dijo que si el máximo tribunal dictara la prisión domiciliaria, “estaría rechazando” el pedido de la defensa de anular la prisión preventiva.
“Más allá de que se modifica la situación de cualquier persona detenida en su domicilio, (la Corte) estaría rechazando nuestros pedidos, porque la persona continua con la prisión preventiva. Lo único que se cambia es el lugar”, analizó.

“No soy genocida”.
Por otro lado, Gómez Alcorta reveló que cuando le comentaron a Sala sobre esta posibilidad de continuar su reclusión en su casa, la referente de la Tupac Amaru le dio la espalda, al argumentar que “las prisiones domiciliarias las piden los genocidas”.
“Cuando le planteamos esta posibilidad, la respuesta que Milagro nos dio es ‘las prisiones domiciliarias las piden los genocidas. Yo no soy un genocida’. Esa fue siempre su respuesta”, enfatizó en declaraciones a radio 10.
Sala se encuentra detenida desde enero del año pasado, y acumula seis causas por asociación ilícita, fraude, extorsión, daños y amenazas. (NA)