“No sé si fueron 9.000 o 30.000”

POLEMICA FRASE DE MACRI SOBRE LOS DESAPARECIDOS

El presidente Mauricio Macri dijo ayer que no tiene “idea” si los desaparecidos durante la última dictadura militar “fueron 9 mil o 30 mil”, consideró que “no tiene sentido entrar en esa discusión” y negó que su Gobierno no apoye los juicios por crímenes de lesa humanidad, pero destacó que su mayor prioridad es “trabajar en los derechos humanos del siglo XXI”.
En una entrevista que concedió desde la residencia de Olivos al portal BuzzFedd y que pudo ser seguida en directo por Facebook, Macri se pronunció sobre un amplio abanico de temas, entre ellos, la pobreza (sostuvo que su gobierno “blanqueó” la cantidad heredada del kirchnerismo) y la situación judicial de la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, a quien el Presidente definió como una “desquiciada”.
“Es un debate en el que no voy a entrar. No sé si fueron 9.000 o 30.000, si son los que están anotados en un muro o muchos más. La guerra sucia fue una horrible tragedia, lo peor que nos pasó en nuestra historia y no pasa por un número”, respondió Macri cuando le preguntaron sobre el número de víctimas de la represión estatal de la última dictadura militar.
Además, el Presidente evaluó que “no tiene sentido entrar en esa discusión”, admitió no tener “idea” sobre la cantidad exacta de desaparecidos, pero ratificó “el derecho que tienen los familiares a saber definitivamente qué fue lo que pasó con las víctimas”.
El jefe de Estado subrayó que “no es verdad” que su Gobierno no apoye la continuidad de los juicios por delitos de lesa humanidad y graficó: “Todo lo que tenga que ver con la verdad y ayude a que se llegue a saber qué pasó en los hechos del pasado es una prioridad, pero la mayor prioridad es trabajar en los derechos humanos del siglo XXI con el acceso al trabajo, a la salud, al transporte público, que son las herramientas que necesita la gente para ser feliz”.

Hebe.
Sobre Bonafini, Macri remarcó que la referente de derechos humanos está “involucrada en hechos de corrupción graves”. Y agregó: “En la Justicia del siglo XXI tenemos que ser iguales ante la Justicia, pero ella (por Bonafini) no lo interpreta de la misma manera; hace varios años que no le contesto, está desquiciada”, completó.
Macri destinó cuestionamientos también a Cristina Fernández de Kirchner y juzgó que la ex presidenta “siempre ha sido controvertida en su estilo de conducción personalista”.
“Chocó con los medios y la ciudadanía, generó controversia y rechazo; yo creo en una forma distinta de hacer política”, se diferenció.

Pobres.
En la entrevista, que se prolongó durante media hora, Macri afirmó que el 1,4 millón de nuevos pobres estimado por el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) no surgió en los primeros seis meses de su Gobierno, sino que es consecuencia de un “blanqueo” de la situación que dejó la gestión kirchnerista que lo antecedió.
“Si para cuando termine mi mandato no lograra reducir el número de pobres, entonces significará que fracasé”, sentenció Macri ante la periodista mexicana que lo entrevistó para el sitio BuzzFree.

Tarifazo.
Por otra parte, el Presidente volvió a defender el aumento en las tarifas de los servicios públicos con el argumento de que “no había alternativa” porque el sistema “estaba quebrado”, y aseguró que el incremento aplicado fue “lo más gradual” posible.
“Les demandé este esfuerzo adicional (a los usuarios) porque es la clave del crecimiento del país”, insistió, y advirtió que “más del 83 por ciento de los argentinos pagó las tarifas” y que el 87 por ciento de los usuarios enfrenta facturas inferiores a 500 pesos, es decir, “menos que el abono del cable en la televisión”. (NA)

Compartir