“No vi hechos de corrupción”

ALBERTO FERNANDEZ CUESTIONO EL ACCIONAR DEL PODER JUDICIAL

El ex jefe de Gabinete Alberto Fernández sostuvo ayer que si bien no tenía “buena relación” con Julio De Vido cuando ambos compartían Gabinete entre 2003 y 2008, no observó “hechos de corrupción” de parte del ex ministro de Planificación.
“Con De Vido no tengo relación y cuando estábamos en el gobierno no tenía una buena relación porque tenía un mecanismo de autonomía que chocaba conmigo. No estoy haciendo leña del árbol caído, mi malestar no era por hechos de corrupción. No vi hechos de corrupción de De Vido”, aseguró.
En declaraciones a América TV, Fernández cuestionó el accionar del Poder Judicial en el caso de las detenciones de De Vido y del ex vicepresidente Amado Boudou, quienes no tenían condena cuando se les dictó su privación de libertad.
“Lo que está haciendo la Justicia es un desastre. Es un escarnio cómo detuvieron a Boudou y a De Vido cuando la Constitución prohíbe la ridiculización del detenido. Fueron todos procedimientos informales. Esto lo digo más allá de que tengo una muy mala opinión de Boudou y de lo que pienso de De Vido”, indicó.
En este sentido, catalogó como un “circo patético” los procedimientos judiciales contra los ex funcionarios kirchneristas. “Está muy bien que la Justicia con argumentos tolerables determine quién se corrompió y quién vulneró al Estado. Pero no de este modo, esto es un circo patético”, sentenció.

Gioja.
El presidente del Partido Justicialista, José Luis Gioja, volvió a referirse a la polémica con Julio De Vido, a la situación como detenido del ex ministro de Planificación y del blindaje mediático que tiene el Gobierno, informó el sitio web Infonews.
“Aquí no hay ningún árbol caído. Sirve mucho ir a visitar a compañeros que están privados de la libertad, es casi una obligación para los que somos creyentes. De ninguna manera descarto ir a visitar a De Vido ni a ningún compañero”, dijo durante una entrevista con Radio 10. “Son todos inocentes porque no hay nada probado, desde el punto de vista del procedimiento judicial es absolutamente imparcial”, agregó.
Sobre la polémica con De Vido, manifestó: “Sostengo que con compañeros no se discute en medios de comunicación. Los trapos se lavan adentro. Obviamente que puede haber diferencias pero hay que discutirlas adentro y no ser parte del circo que quieren montar.”
Luego criticó que “no se habla de Caputo que tiene off-shore, que fue dueño de una financiera que intermedia en ANSES y el BCRA para colocar Lebacs”. “Hay que mandarlo a la justicia, no hay igual vara”, reclamó en diálogo con El fin de la metáfora. “Hay intencionalidad y es lo que quieren tapar con los otros”, siguió.

Nueva carta.
Julio de Vido continúa encerrado en la Cárcel de Marcos Paz y, desde su celda, sigue publicando con cierta regularidad cartas en las que lanza algunos mensajes cifrados y otros no tanto. En su último texto (difundido ahora a través de las redes sociales por sendas cuenta en Facebook y Twitter) el ex ministro de Planificación Federal disparó contra quienes mencionó como “monjes negros”, a la vez que habló de un “príncipe”.
En su misiva, titulada “Los monjes negros o el extraño encanto de dejarse traicionar”, De Vido afila el lápiz y desgrana una particular visión de El Príncipe, la obra excluyente de Maquiavelo. En sus párrafos, el ex funcionario acusado de corrupción se ubica entre quienes sufren “las cárceles de Macri” y apunta sus cañones contra los ex funcionarios kirchneristas y hoy férreos anti-kirchneristas Sergio Massa, Graciela Ocaña, Martín Lousteau y Florencio Randazzo.