“No es para repartir cargos”

MACRI ASEGURO QUE NO LLEVARA A UN RADICAL DE VICE

El precandidato presidencial del PRO, Mauricio Macri, rechazó ayer la posibilidad de llevar a un radical como compañero de fórmula y subrayó que el acuerdo nacional con la UCR apunta a “competir en un mismo espacio para que haya un único candidato” y no a una “repartija de cargos”.
De esta manera, el líder del PRO volvió a dividir las aguas con la UCR tras el acuerdo sellado la semana pasada para confluir en un mismo frente electoral junto a la Coalición Cívica-ARI para las PASO de agosto.
“Ellos van con sus candidatos a la interna, descarto esa posibilidad”, sentenció Macri en declaraciones a Radio 2 de Rosario, al ser consultado sobre una posible fórmula PRO-UCR en las primarias.
El jefe de Gobierno porteño indicó que en el frente electoral “hay identidades distintas” y que el acuerdo es para “competir en un mismo espacio para que haya un único candidato” y no para “repartir cargos”.
“Tenemos un corazón de coincidencia muy importante que es lo republicano. En esto coincidimos con el radicalismo y con la Coalición Cívica. Pero tiene que quedar claro que vamos a competir”, señaló Macri.
Luego, el precandidato presidencial dejó entrever que su intención es marcar una diferencia entre este frente electoral y la Alianza de 1999, al subrayar que los tres partidos tendrán que “competir sanamente y después ser generosos a la hora de convocar a los mejores, pero siempre bajo una conducción, es muy distinto a lo que ocurrió en el pasado”.

“Suma mucho”.
No obstante, el líder del PRO afirmó que el acercamiento entre los tres partidos “suma mucho” para enfrentar al FPV y elogió al precandidato presidencial de la UCR, Ernesto Sanz, por haber logrado que la Convención Nacional de su partido aprobara el acuerdo con el PRO a pesar de las resistencias internas.
“Después de lo del sábado, el radicalismo por fin demostró que tiene un liderazgo, que es el de Ernesto Sanz. A medida que conozco más a Sanz, más respeto le tengo”, afirmó el mandatario porteño respecto a quien se mencionaba como su posible compañero de fórmula.
Estas definiciones de Macri en Rosario se suman a sus declaraciones de los últimos días en las que sostuvo que no habrá un “cogobierno” en caso de llegar a la Presidencia, algo que molestó a parte del radicalismo y que obligó a representantes de ambos partidos a limar asperezas el último jueves en el primer encuentro para negociar los términos de la alianza electoral.
Si bien en esa reunión de la mesa de diálogo que conformaron el PRO y la UCR se acordó bajar el tono de este tema hasta el último tramo del proceso electoral, Macri volvió a ponerlo sobre la mesa.

Respaldo.
El líder del PRO visitó la ciudad de Rosario para respaldar a su precandidato a gobernador de Santa Fe, Miguel del Sel, quien manifestó que “es impresionante la idea del cambio que crece en la provincia y mucho tiene que con lo que pasó en la Ciudad de Buenos Aires”.
Tras reunirse con un vecino de Rosario en el marco de su campaña “Mano a mano”, Macri sostuvo que “hay que ir por la Argentina de las soluciones” y volvió a señalar que “hay otra forma de hacer política, sin agresiones y con mucho diálogo”.
“Con ese cambio que proponemos, en pocos años la Argentina va a pelear nuevamente el liderazgo de América Latina y tendrá otra voz de peso entre los países del mundo”, aseguró el precandidato.

Frente Renovador.
La senadora provincial bonaerense, Malena Baro, (Frente Renovador) aseguró que el reciente acuerdo entre la UCR y el PRO “es una maniobra para correr de escena a Sergio Massa” y consideró que esta alianza “es una manera de consolidar lo que en realidad se pretende instalar de manera falaz, como lo es la polarización entre dos frentes, dos candidatos, (Daniel) Scioli y (Mauricio) Macri”.
También, opinó que la decisión del radicalismo es “absolutamente oportunista porque solo busca amontonar dirigentes para conseguir votos, situación que ya fracasó en el país a principios del 2000”. (NA y Télam)