Novena caída de la industria: 4,1%. La construcción aún peor: 9,4%

DE MAL EN PEOR

La actividad industrial bajó durante noviembre el 4,1 por ciento en relación con igual mes del año pasado, mientras que el desarrollo de la construcción retrocedió el 9,4 por ciento en el mismo período, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).
Cuando solo resta contabilizar la variación del mes en curso, el Estimador Mensual Industrial (EMI) anual acumuló una merma del 4,9 por ciento y los indicadores de la actividad de la Construcción un retroceso del 13,1 por ciento, informó el organismo nacional.
La caída en la industria estuvo signada por un retroceso del 6,8 por ciento en la producción de minerales vinculados a la construcción, del 11,3 por ciento en acero crudo, del 1,5 por ciento en aluminio, del 5,9 por ciento en la metalmecánica, 1,7 por ciento en petróleo procesado, y 27 por ciento en textiles, entre otros.
Sin embargo, mostraron variaciones positivas interanuales, del 1,5 por ciento, la producción de automotores, del 0,4 por ciento en sustancias y productos químicos, y del 3,9 por ciento en la industria alimenticia.
En este último rubro se anotó una merma del 12,7 por ciento en la producción de lácteos, pero alzas del 15 por ciento en la molienda de cereales y oleaginosas, 8 por ciento en la elaboración de carnes rojas, y 7,8 por ciento en blancas.
Con un retroceso acumulado del 4,9 por ciento en la producción, la utilización de la capacidad instalada se ubicó en noviembre en el 68,4 por ciento, por sobre el 62,9 por ciento de enero.
Además, de estos datos, el Instituto Nacional de Estadística y Censos formuló su habitual encuesta de expectativas entre los industriales que mostró un clima negativo para el mercado interno, y sin una tendencia definida en cuanto a las exportaciones.
Así, entre los consultados sobre cómo será el desarrollo de la demanda interna hasta febrero, el 32,4% anticipó una baja mientras que el 17,9% prevé un aumento, y el restante 49,7% anticipó un ritmo estable.
Entre las firmas exportadoras, el 20,9% prevé una suba en sus ventas al exterior y 19,4% opina que disminuirán y el 59,7% restante de las empresas estimó un ritmo estable .
En este marco, el 48,7% de las empresas no espera cambios en los stocks de productos terminados, 34,2% vislumbra una baja y 17,1% espera un aumento.

Construcción.
En cuanto a la actividad de la Construcción, la merma del 9,4% de noviembre a nivel interanual estuvo acompañada por una baja del 20,9 la superficie a construir registrada por los permisos de edificación otorgados para la ejecución de obras privadas en 41 municipios.
La superficie cubierta autorizada acumulada durante los primeros once meses del año registra una baja de 6,7% con respecto al mismo período del año anterior.
Sin embargo las expectativas de los empresarios del sector hasta febrero inclusive son favorables, tanto entre aquellos que se dedican a las obras privadas, como a quienes se concentran en la obra pública.
Así entre los que se dedican a la obra privada, el 13,6% anticipa que la actividad aumentará, mientras que el 9,1% prevé una merma y el 77,3% no vislumbra mayores cambios.
En tanto, entre quienes trabajan por cuenta del Estado, el 39,5 % de los encuestados aseguran que la actividad aumentará contra el 7,9% que estimó un retroceso, mientras que el 52,6% restante no vislumbra mayores cambios.
A la hora de identificar las políticas que incentivarían al sector, las empresas que realizan principalmente obras privadas señalaron en primer lugar las políticas destinadas a la estabilidad de los precios (37,7%), luego a los créditos de la construcción (21,7%) y a las dirigidas al mercado laboral (14,6%) entre otras respuestas.
Los empresarios de la construcción que realizan principalmente obras públicas se inclinaron por políticas destinadas a la estabilidad de los precios (36,5%), a los créditos de la construcción (23,3%), a las cargas fiscales (15,9%) y a los créditos hipotecarios (11,9%) entre otras respuestas. (Télam)

Un año con vaivenes
Empresas constructoras consideraron que el 2016 fue un año con vaivenes para la actividad, en el cual algunas crecieron y otras no, pero subrayaron sus expectativas de que el 2017 arranque con señales que evidencien el crecimiento. El presidente de Hormetal, Pablo Ostapovich, consideró que “fue un buen año, porque construimos más de 200.000 metros cuadrados y la facturación superó las expectativas”, y destacó que “las propuestas más pro mercado del gobierno hicieron que algunos vieran la oportunidad de estar primeros en las inversiones y así estar preparados para el 2017”.