Nueva sesión extraordinaria en Diputados

LA CAMARA BAJA POSTERGO EL DEBATE DEL PROYECTO CONTRA LOS BARRABRAVAS

Con ayuda del bloque Justicialista y del Frente Renovador, que se abstuvieron en la votación, Cambiemos logró ayer la aprobación del pliego del empresario Nicolás Caputo como cónsul honorario en Singapur.
Se trata de quien fue definido por el propio presidente Mauricio Macri como su “hermano de la vida”, por lo que su designación en un cargo que conlleva una serie de privilegios fue objetada por diputados de la oposición, que denuncian “conflicto de intereses”.
El pliego fue aprobado con 96 votos afirmativos, 48 negativos (FpV, Red por Argentina y FIT) y 36 abstenciones, correspondientes a diputados del PJ federal y del massismo.
El diputado del Frente para la Victoria Guillermo Carmona aclaró que no tenía objeciones con los otros 31 pliegos de cónsules honorarios, por lo que solicitó desglosar la votación para poder aprobarlos: el pedido fue denegado.
El mendocino basó su intervención en demostrar que el cargo de cónsul honorario implica un cúmulo de privilegios e inmunidades que a su juicio harían “insensato” e “impropio” avanzar con la designación del “amigo del alma” de Macri.
Destacó que la Convención de Viena de 1967, ratificada por ley argentina, regula “de manera diferenciada” los privilegios e inmunidades que tienen los cónsules de carrera respecto de los honorarios.
Entre otros privilegios de los cónsules honorarios, mencionó la libertad de tránsito y circulación, la libertad de comunicación, la posibilidad de portar escudos y sellos del otro Estado, la posibilidad de portar valija consular, e inmunidad de jurisdicción.
Además, remarcó que el cónsul honorario “no estará sometido a las autoridades del país receptor por actos cometidos en funciones consulares”.
“Resulta impropio, insensato e impertinente que esta cámara le otorgue este tipo de privilegios e inmunidades a un hombre con acceso privilegiado al presidente”, concluyó Carmona.
Indicó que es “fundamental” en aras de avanzar con el pliego “que haya una declaración jurada de la inexistencia de conflictos de interés”.

Proyecto antibarras.
Luego de muchas idas y vueltas, se postergó el tratamiento del proyecto de ley “antibarras” para combatir la violencia en el fútbol, y según lo acordado, se debatirá el martes 18 de diciembre en otra sesión extraordinaria.
Pese a los denodados esfuerzos de un sector del oficialismo para arrimar posiciones en torno a una postura unificada, las dudas en torno a la redacción persistían, no sólo en la oposición sino también al interior de Cambiemos.
El escaso tiempo desde que ingresó la semana pasada al Congreso el proyecto elaborado por el Ministerio de Seguridad hasta la sesión de este jueves conspiró contra las posibilidades de votar el proyecto en el recinto sin dilaciones.
“Hemos legado a un acuerdo de postergar el proyecto denominado ´Régimen Penal y Contravencional para la prevención y represión de delitos en espectáculos futbolísticos´ para el martes 18”, anunció el presidente de la Cámara baja pasadas las 18.00.
La iniciativa había sido incluida por el Gobierno en el temario de sesiones extraordinarias luego del escándalo por los episodios de violencia en las inmediaciones del estadio Monumental en la malograda “Superfinal” de la Copa Libertadores entre River y Boca.
Una iniciativa similar había sido presentada por el Poder Ejecutivo en el 2016, pero perdió estado parlamentario al no tratarse el tema.
El jueves, en un plenario de las comisiones de Legislación Penal y Deportes, el oficialismo había logrado firmar el dictamen para poder debatirlo en el recinto, pese a que la mayoría de los bloques lamentó no haber tenido más tiempo para debatirlo en comisiones.

Cooperativas.
La Cámara de Diputados también aprobó y giró en revisión al Senado un proyecto que ley que reforma el impuesto al patrimonio de las cooperativas, para que paguen una alicuota máxima del 4 por ciento en lugar del 6 por ciento como se había establecido en el presupuesto nacional.
El proyecto aprobado por 174 votos y tres abstenciones establece que el mínimo no imponible será de 50 millones de pesos, por lo cual hasta ese valor están exentas de pagar este tributo.
También fija que hasta cien millones deberán pagar una alícuota del 3 por ciento sobre el excedente de 50 millones y esa alícuota alcanzará el 4 por ciento cuando el patrimonio supere los 100 millones de pesos.

Tropas para adiestramiento.
Por último, convirtieron en ley el proyecto que autoriza el ingreso al país de tropas extranjeras y el egreso de fuerzas nacionales para participar de ejercicios combinados con otras naciones, que se realizan desde septiembre de este año hasta agosto del 2019. El proyecto se convirtió en ley por 130 votos a favor y 43 en contra.

“Permitirá una justicia más rápida”.
La Cámara de Diputados convirtió ayer en ley una reforma al Código Procesal Penal Federal que actualiza la normativa e incorpora varias leyes aprobadas por el Congreso para agilizar la administración de justicia, lo cual fue celebrado por el ministro de Justicia, Germán Garavano, quien sostuvo que esto “permitirá una justicia más rápida y transparente”.
El nuevo Código incorpora las leyes de Flagrancia, del Colaborador Eficaz, Técnicas Especiales de Investigación, Responsabilidad Penal Empresaria y de Ejecución de la Pena, sancionadas en los últimos años.
También dispone implementar el sistema acusatorio en el servicio de justicia que se caracteriza por una distinción de tareas que asegura un proceso más equilibrado y diferencia claramente la función de conducir la investigación (a cargo del fiscal) de la función de juzgar (responsabilidad
del juez), por lo que los fiscales asumen un rol preponderante.
En el debate parlamentario la presidenta de la comisión de Legislación Penal, Gabriela Burgos (UCR-Jujuy), afirmó que “era necesario sancionar leyes y herramientas para que la justicia pueda funcionar”.
“Necesitamos que este Código Procesal Penal entre en vigencia”, sostuvo Burgos, al explicar los alcances de la norma aprobada en el recinto por 134 a favor, 55 en contra y 4 abstenciones.
A su vez, el jefe del interbloque Argentina Federal, Pablo Kosiner, dijo que la reforma significa “un avance en el sistema procesal penal argentino” porque la sociedad “demanda que la justicia de una respuesta rápida y efectiva”.
La presidenta del bloque del Frente Renovador, Graciela Camaño, recordó que el Código Procesal Penal se sancionó en 2014 “con mayoría automática y en un tiempo récord en dos semanas: fue a las apuradas, a las cachetadas, sin consenso”.
Luego de la sanción, el ministro de Justicia, Germán Garavano, resaltó que la reforma posibilita avanzar hacia un sistema acusatorio dado que diferencia la función de investigar de la de juzgar y señaló que eso “permitirá una justicia más rápida y transparente”.
Garavano agregó que este nuevo Código “permite lograr procesos más rápidos, sencillos y transparentes, e investigaciones eficaces para el juzgamiento de los delitos y la protección de los intereses de la sociedad, poniendo a la víctima en el centro del proceso”.
El Ministerio de Justicia sintetizó en un comunicado que las reformas aprobadas por el Congreso “modernizan los mecanismos de persecución penal de los delitos federales a través de la incorporación de herramientas para la investigación de ilícitos complejos como el narcotráfico, hechos de corrupción, trata de personas y crimen organizado”.
Además, sostuvo que la instrumentación de la ley tomará más de cuatro años ya que se aplicará progresivamente en el país.
Por su parte, el subsecretario de Justicia y Política Criminal, Juan José Benitez, señaló que el nuevo Código impulsa la gestión digital de los casos, la incorporación de tecnología y la investigación penal inteligente. (Télam y NA)