Nuevo aludes bloquearon la ruta 7

Unos veinte aludes bloquearon ayer la ruta nacional 7 en Mendoza y provocaron que unas cien personas debieran ser rescatadas, ya que los vehículos en que viajaban por el corredor que comunica con Chile quedaron aislados entre los desprendimientos de roca, informaron fuentes oficiales.
Las lluvias intensas y constantes que afectaron en los últimos días la zona cordillerana de Mendoza provocaron numerosos aludes en el último mes, pero el registrado entre la noche del jueves y la madrugada de ayer es el “peor” de los últimos cien años, afirman los lugareños.
Antes de lo ocurrido ayer, gran cantidad de rocas y barro cayó de la montaña en la madrugada del jueves y también quedó cerrado el tránsito fronterizo, aunque las máquinas habían logrado
despejarlo.
Pero luego las precipitaciones se intensificaron y desde el jueves volvió a caer material de las montañas a la ruta, sin que se reporten heridos.
El gobernador Francisco Pérez y parte de su gabinete se trasladaron a la zona para coordinar las tareas de rescate y despeje de la ruta, especialmente entre las localidades de Uspallata y Punta de Vacas, donde unos 30 vehículos quedaron varados.
“Ha bajado el agua con toda la fuerza arrastrando media montaña. Ha pasado por encima de la ruta. Es algo que excede cualquier comentario, es algo impresionante ver esto y además milagroso que hayan resultado todos ilesos”, dijo Pérez en declaraciones radiales.

Evacuados.
El mandatario señaló que las personas, en su mayoría turistas, fueron evacuadas en su totalidad, pero “los vehículos han quedado en la ruta en distintos tramos”.
Del centenar de evacuados -unos 94 dijo el gobernador, entre ellos 21 niños- 54 fueron trasladados en helicóptero, mientras el resto fue llevado por distintos medios utilizando en algunos casos caminos alternativos hechos sobre el barro, con la patrulla de rescate.
“Primero evacuamos a las mujeres, a los niños, a las personas con discapacidad, adultos mayores y después a los hombres solos, y ya tenemos tres colectivos y distintas camionetas con los que los vamos bajando”, destacó.
Además, resaltó que no había heridos, aunque todos los evacuados fueron asistidos por profesionales médicos en el hospital de Uspallata.

Calzada interrumpida.
El gobernador dijo que aún trabajando a jornada completa la calzada estará interrumpida para el tránsito vehicular al menos durante tres días.
El jefe de Vialidad Nacional, Miguel Rivas, aseguró que “la piedra que ha caído es importante”, tanto que uno de los aludes, en la zona de Quebrada Seca, tenía 500 metros de longitud.
En una de las avalanchas, manifestó, “ha sido arrastrada una moto niveladora, una mini cargadora y se llevó también un acoplado de la empresa Green, la contratista que trabaja en el sector”.
El ministro de Seguridad, Carlos Aranda, detalló que “evacuamos a toda la gente que estaba varada entre los distintos aludes que han cortado la ruta en más de diez lugares, hay parte de la ruta rota, hasta el momento todos están bien de salud y hablamos de ordenar y garantizar la recuperación de los autos que han quedado entre los aludes, esto llevará algunas horas o días”.
Sin embargo, advirtió que “hay que ver la situación de los demás lugares como Polvareda, Puente del Inca, donde hay gente que tiene que resguardar el tema de los alimentos”, como así también en Penitentes, donde se calcula que permanecían unas 400 personas.

Crecida.
Las lluvias provocaron el jueves la crecida del arroyo Las Mulas, en la localidad de montaña Valle del Sol, próxima a Potrerillos, considerada “de características históricas”, donde uno de los aludes arrastró agua, barro, piedra y hasta animales y árboles.
El intendente de Luján de Cuyo, Carlos López Puelles, manifestó que “el alud se ha llevado los dos puentes”, tanto el peatonal como el vehicular, por lo que se dificultaban las tareas de
asistencia a los pobladores.
Las máquinas de Vialidad Provincial trabajan en esa zona para restablecer la comunicación entre las localidades de Valle del Sol y Las Vegas, reconstruyendo gran parte de los caminos que conforman Potrerillos y zonas de influencia.
Por otra parte, Vialidad Nacional informó que los derrumbes ocurridos en distintos puntos de la cordillera de los Andes bloquearon no sólo el paso internacional Cristo Redentor, en Mendoza, sino también el de Agua Negra, en San Juan. (DyN)