“Nunca estuvo en duda”

MARCHA DE LA CGT

La CGT subrayó ayer que la marcha del próximo martes “nunca estuvo en duda”, al tiempo que remarcó que el triunfo de Cambiemos en las elecciones primarias “no es un impedimento, ni un tema que impida que se aborde la conflictividad social”.
“Hay una conflictividad social por la situación que estamos viviendo. De ninguna manera aceptamos que una elección de medio término obstruya, limite o condicione esta situación. En esta elección se definieron candidaturas, pero en realidad no se definió nada”, sostuvo el secretario general del Sindicato de Canillitas, Omar Plaini.
En diálogo con Radio Mitre, el dirigente gremial indicó que “hay dos tercios de la ciudadanía que no acompañaron al Gobierno” en las urnas e insistió en que el triunfo de Cambiemos en las elecciones “no es un impedimento, ni un tema que impida que se aborde la conflictividad social”.
Consultado sobre si se barajó la posibilidad de suspender la movilización del próximo martes a Plaza de Mayo tras los resultados de las primarias, secretario administrativo de la Confederación General del Trabajo (CGT) señaló que la medida de fuerza “nunca estuvo en duda”.
“En la CGT tenemos debates de nuestros problemas, no sobre los políticos. En la CGT hacemos política sindical, no partidaria. En las listas hay muy poca participación de la dirigencia sindical”, aseveró el diputado nacional.
Y agregó: “Respetamos una elección de medio término, pero no podemos parar el país porque hay una elección, tenemos que dar respuestas al conflicto social”.
A la vez, Plaini desestimó la posibilidad de que surja una negociación con el Gobierno para levantar la marcha: “No creo que para el martes haya posibilidad de modificar nada, pero el diálogo está siempre”. Finalmente, el líder canillita reconoció que el sindicalismo “está en crisis”. (NA)