Obama y Abe en Pearl Harbor

MENSAJE DE RECONCILIACION DE ESTADOS UNIDOS Y JAPON

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, dieron, juntos, un mensaje de reconciliación en una visita inédita a Pearl Harbor, en Hawaii, aunque el líder japonés no pidió perdón por el masivo ataque que hace 75 años, el 7 de diciembre de 1941, forzó la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial.
“Ofrezco mis más sinceras y profundas condolencias para todos aquellos que se convirtieron en víctimas de la guerra”, aseguró Abe y pidió, a japoneses, estadounidenses y al mundo entero: “Nunca debemos repetir los horrores de la guerra otra vez”.
En un mensaje conjunto con Obama, el premier japonés expresó su “sentida gratitud a Estados Unidos y al mundo por la tolerancia que le mostraron a Japón” y sostuvo que su país “logró sobrevivir y recuperarse de la guerra” gracias a la ayuda de Estados Unidos.
“Bajo el liderazgo de Estados Unidos, Japón logró disfrutar de paz y prosperidad”, aseguró el líder nipón, quien destacó que la alianza entre los dos ex enemigos de la Segunda Guerra Mundial nunca fue tan fuerte.
A su lado, Obama también celebró la relación bilateral y sentenció: “Nuestra alianza nunca fue más fuerte. En las buenas y en las malas, siempre hemos estado juntos”, según mostró la CNN.
El presidente estadounidense le dio la bienvenida a su par nipón -“como el pueblo de Japón siempre me dio la bienvenida a mí”- y utilizó el ejemplo de la relación con Japón, su paso de enemigos a aliados, para enviar un mensaje, que según destacó, sigue siendo muy actual y necesario.

“Ganar con la paz”.
“La presencia del premier Abe nos recuerda lo que es posible entre pueblos, entre líderes. Tenemos que evitar las ansias y el impulso de demonizar al enemigo. No debemos demonizar a los que son diferentes”, aseguró Obama, en un mensaje que pareció hacer referencia al discurso xenófobo y racista con el que ganó la Presidencia el mes pasado el magnate republicano Donald Trump.
“Hay más para ganar con la paz que con la guerra”, concluyó el mandatario, en un breve discurso en el que no hizo mención explícita alguna a la tensa situación política que vive su país y la creciente incertidumbre que existe entre sus aliados, entre ellos Japón, por la futura política exterior de Trump.
Abe llegó el lunes al archipiélago estadounidense y fue recibido por el gobernador David Ige.
Entre sus primeras actividades se contaron una reunión a solas con Obama y la entrega de una ofrenda floral en un memorial de la isla de Oahu y otra en el National Memorial Cemetery of the Pacific. (Télam)