Oficializan ley que habilita el pago a los fondos buitre

El Gobierno oficializó ayer la ley que habilita a cerrar el acuerdo con los fondos buitre y el resto de los acreedores de la deuda pública en cesación de pagos, que no ingresaron a las reestructuraciones realizadas en 2005 y 2010, y que hicieron una presentación judicial ante la justicia federal de Nueva York, con un fallo a su favor para percibir la totalidad de lo reclamado.
Lo hizo a través del decreto 539/2016 publicado ayer en el Boletín Oficial, que promulga la ley 27.249 y lleva las firmas de la vicepresidenta, Gabriela Michetti, en ejercicio del Poder Ejecutivo porque el presidente Mauricio Macri está en el exterior; del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y del ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay.
La normativa habilita al Poder Ejecutivo a vender bonos en el mercado hasta un máximo de U$S 12.500 millones, para pagar en efectivo los acuerdos alcanzados con una veintena de fondos y grupos de bonistas.
Para poder realizar la operación se derogaron las leyes 26.017, 26.547, 26.886, 26.984, denominadas Cerrojo y de Pago Soberano de la Deuda, y sus normas reglamentarias y complementarias, como también toda otra ley, decreto o norma que sea contraria o incompatible con las disposiciones de la presente decisión.

Weretilneck.
El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, opinó ayer que la sanción de la ley que faculta el acuerdo y pago a los fondos buitre “es un hecho importante para el país, sobre todo porque no había otra opción”, y aseguró que tras esta medida “la Argentina vuelve a ser un país normal para el mundo financiero internacional”.
“Uno puede opinar sobre si lo que se va a pagar es mucho o es poco, alguien puede juzgar si se podría haber intentado algún otro esquema de negociación, pero lo concreto es que todas las negociaciones que se habían intentado anteriormente habían fracasado, y teníamos fallos de distintas cortes americanas que nos decían que había que pagar”, añadió el mandatario.
“Lo importante de todo es poner fin a un tema que generó muchos inconvenientes y fue uno de los motivos de la ida del presidente (Fernando) De la Rúa, en aquel momento por la situación asfixiante de la deuda externa”, sostuvo el mandatario provincial.
El gobernador rionegrino afirmó que “lo que logra hoy la Argentina, después de 12 años de desendeudamiento con Néstor y Cristina Kirchner, es saldar definitivamente toda la deuda pública y privada argentina de los últimos 30 años”. (Télam)