Ofrecen millonaria recompensa

QUIEN APORTE DATOS CERTEROS SOBRE LA CAUSA DE LOS CUADERNOS

El Ministerio de Seguridad ofreció una recompensa de hasta dos millones de pesos para quien aporte información precisa que permita recuperar dinero, divisas o bienes en el marco de la causa por presuntas coimas en la obra pública durante la gestión kirchnerista.
La recompensa será del 5% del valor recuperado, con un tope de hasta dos millones de pesos. El monto se determinará sobre el dinero o el valor del bien “efectivamente recuperado” y se preservará la identidad del aportante, se informó oficialmente.
La Fiscalía interviniente en la causa informó mediante un oficio que no existían objeciones ante el establecimiento de una recompensa para aquellas personas que, “sin haber intervenido en el hecho delictual”, aporten datos precisos que conduzcan a la recuperación de dinero, divisas o bienes, indicó la cartera que conduce Patricia Bullrich.
La medida se produjo en el marco del la causa que está a cargo del juez federal Claudio Bonadio y que se inició a partir de los cuadernos de Oscar Centeno, ex chofer del ex secretario Roberto Baratta, donde detallaba el presunto pago de coimas de empresarios beneficiados con la obra pública a funcionarios del gobierno kirchnerista.

“Se sabía”.
El principal accionista del Grupo Techint, Paolo Rocca, aseguró que él y sus empleados jerárquicos fueron “conscientes de lo que pasaba” en torno a los presuntos pedidos de coimas del Gobierno kirchnerista, pero aseguró que “no fue cómplice ni partícipe”.
Rocca sostuvo que “Techint no participó del club de la corrupción” y señaló que la compañía apenas logró el 1% de participación “de toda la inversión gestionada por el Ministerio de Planificación e inversión pública en la Argentina” durante el gobierno anterior. “Fuimos conscientes de lo que pasaba, sabíamos que las cosas no estaban bien. Pero creo que no fuimos ni cómplices ni partícipes de todo esto”, dijo Rocca.
En consonancia con el escándalo, el presidente Mauricio Macri, aseguró ante los integrantes de la Asociación Empresaria Argentina que si alguno recibe un pedido de coimas “acá tienen un presidente” y un “equipo de gobierno ante el cual denunciarlo”. “No tengo pensado hipotecar mi gobierno ni el futuro de los argentinos para defender a nadie que actúe fuera de la ley”, dijo Macri, quien además pidió a los empresarios “terminar con los comportamientos mafiosos” y les manifestó: “ustedes tienen que ayudar denunciándolos”.

Arrepentidos.
El líder del grupo Emepa, Gabriel Romero, se convirtió en nuevo empresario arrepentido en el caso de los cuadernos del chofer Oscar Centento, en tanto que Rodolfo Poblete, de la misma empresa, recuperó su libertad el mismo día. Puntualmente, Romero declaró que pagó sobornos para que le extendieran la concesión de peaje de la Hidrovía del Río Paraná al grupo, a partir de la firma de decretos presidenciales.
Otro de los imputados que amplió su declaración indagatoria es Martín Larraburu, secretario del ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina y quien solicitó su excarcelación. Por su parte, De Goycoechea, otro de los arrepentidos, también amplió su indagatoria ante el juez Bonadio. (NA)