Ordenan comparar DD.JJ de Macri

PANAMA PAPERS: INVESTIGAN POSIBLE OMISION MALICIOSA DEL PRESIDENTE

El juez federal Sebastián Casanello ordenó ayer un análisis comparativo sobre las declaraciones juradas que presentó el presidente Mauricio Macri entre 2013 y 2015 para determinar si hay contradicciones a partir de la investigación internacional conocida como Panamá Papers.
Lo hizo a pedido del fiscal federal Federico Delgado, quien había reclamado realizar el estudio para saber si hay inconsistencias en las presentaciones: el análisis lo hará la Oficina Anticorrupción, que depende del Ministerio de Justicia de la Nación.
Macri es investigado por presunta omisión maliciosa al no señalar en sus declaraciones juradas su presunta participación en las sociedades off shore Fleg Trading, en Islas Bahamas; y Kagemusha en Panamá; y luego de una denuncia realizada en la Justicia Federal por el diputado del Frente para la Victoria Norman Martínez.
Ahora, Casanello ordenó a la OA, a cargo de Laura Alonso, que las “áreas pertinentes” del organismo y de la Dirección General de Ética en el Ejercicio de la Función Pública del Gobierno porteño, realicen el estudio.
El estudio deberá ser completado en un plazo de diez días y ambos organismos deben presentar un informe conjunto, tal cual lo dispuso Casanello, en el cual deberán señalar las diferencias por cada régimen.
Delgado había solicitado la medida comparativa pero que el estudio lo realice la Universidad de Buenos Aires (UBA), teniendo en cuenta que la OA depende del Poder Ejecutivo y que Alonso ensayó una defensa pública del presidente Macri luego de que se difundiera que el jefe de Estado figuraba como director en empresas offshore en paraísos fiscales.
Las declaraciones juradas que se cotejarán son a raíz de la última ampliación en su denuncia que hizo el diputado Martínez, sobre distintos bienes presentados por Macri: en ese sentido, el fiscal aclaró que se busca determinar si hay contradicciones entre las distintas declaraciones juradas presentadas.

Inflación
En tanto, Macri aseguró ayer que su administración ha “empezado a reducir la inflación”, al encabezar un acto en Casa Rosada para respaldar un proyecto de ley, impulsado por un legislador justicialista y dirigente de Smata, que busca promover la industria autopartista local y generar 27.000 nuevos puestos de trabajo.
El mandatario reunió en el Salón Blanco a los principales ejecutivos del sector automotriz para reafirmar su apoyo al proyecto del diputado Oscar Romero que ayer obtuvo dictamen favorable en el plenario de comisiones de Presupuesto y Hacienda, de Industria y la de Legislación del Trabajo, y que mañana será tratado en sesión especial.
El proyecto prevé beneficios impositivos a las automotrices que incorporen autopartes de fabricación nacional tanto para automóviles, vehículos comerciales, camiones, ómnibus y maquinaria agrícola.
Macri evocó su pasado como empresario automotriz y ponderó al sector que emplea a “85 mil familias que tienen la alegría de pertenecer a distintos complejos industriales, con la dignidad de un buen trabajo y el saber que con su esfuerzo personal ayudan a progresar a toda su familia”.
Enfatizó que “el gran desafío” de su Gobierno es “cuidar esos trabajos” e “incrementarlos con trabajos de calidad”.
“El punto de partida que recibimos no fue fácil, pero empezamos a caminar en esa dirección y logramos empezar a reducir la inflación. Ya hemos logrado transparentar el mercado de comercio exterior, y hemos lanzado un plan de ayuda a las pymes que tiene mucho que ver con esto que estamos hablando hoy y creemos que esto está funcionando”, agregó.
Sobre la ley, el mandatario agregó que espera que se constituya en “una herramienta importantísima para impulsar que los futuros modelos tengan como mínimo un 30 por ciento de integración nacional. Eso apunta a generar 27 mil nuevos puestos de trabajo”. (Télam y NA)

Contra la corrupción
El intendente Echeveste, formado en la agrupación política “La Cámpora”, habló de la corrupción en Argentina delante de los vecinos.
“No soy alguien que se olvida de dónde viene. La política no puede volver a ser mala palabra, no puede desaparecer, y ojo con quienes nos quieran hacer creer esto. La corrupción no es propia de la política, ni mucho menos el capital de una fuerza política. La corrupción es propia de los hombres, y el hombre que se corrompe en la función pública debe ser juzgado por la Justicia y condenado por el pueblo, sin ninguna excepción; así como también lo debe ser el que corrompe”, señaló el jefe comunal.
“En nuestra historia cuando más democracia y más política ha habido, más derechos e igualdad ha existido. No condenemos a la política porque estaríamos condenando a la democracia”, sostuvo.

Compartir