Ordenan la libertad de Mallo

POR EL DOBLE CRIMEN DE UNICENTER. SEGUIRA PRESO POR OTRA CAUSA

La jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado ordenó ayer la libertad del ex líder de Hinchadas Unidas Argentinas (HUA), Marcelo Mallo, luego de que dio negativo un peritaje balístico en la causa por el crimen de dos colombianos ocurrido en el shopping Unicenter en 2008.
Sin embargo, el ex dirigente seguirá preso porque ayer le negaron la excarcelación en un expediente por estafas a empresas que lleva adelante el juez federal porteño 9, Luis Rodríguez, informaron fuentes judiciales.
La magistrada dictó la falta de mérito de Mallo (52) y de su amigo, Leandro Giso (40), quien recuperó la libertad ayer desde el penal de Ezeiza.
Además, la jueza va a instruir una causa penal por separado debido a las presuntas irregularidades en los peritajes y le pidió a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y su par bonaerense, Cristian Ritondo, que investiguen lo ocurrido.
“La jueza pidió que se inicien sanciones administrativas a los peritos anteriores de Capital y Provincia porque considera que no puede haber, por culpa de una mala gestión, gente presa o inocentes libres”, dijo a Télam Damián Odetti, abogado de Giso.

“Preso político”.
Por su parte, José Novello, defensor de Mallo, sostuvo que su cliente es “un preso político” y consideró que “los peritos mintieron o hicieron un mal trabajo”, por lo que iniciará acciones penales contra el Estado.
También cuestionó a la ministra Bullrich por haber pedido la detención de Mallo públicamente cuando se conoció que una pericia posiblemente lo involucraba en el doble crimen.

Estudios.
Un primer estudio realizado por la Policía Federal había determinado que de una pistola italiana marca Tanfoglio calibe .40 secuestrada a Mallo habían salido los proyectiles que mataron a los narcos colombianos Jorge Alexander Gartner (35) y Héctor Edilson “Monoteto” en 2008.
Sin embargo, ante las quejas de la defensa de los dos imputados porque no pudieron presentar peritos de parte, Arroyo Salgado ordenó una nueva pericia que se efectuó entre el 22 y el 26 de julio en el laboratorio de la Policía Metropolitana.
En el informe enviado a la jueza, se indica que “las vainas servidas y proyectiles secuestrados en el marco de la presente causa no guardan relación de identidad con la pistola marca Tanfoglio número M00795” utilizada en el doble crimen.
A esta conclusión se arribó luego del cotejo directo realizado con el microscopio Gran Comparador, la tecnología más avanzada que se utiliza en todas las fuerzas para comparar las estrías de balas y las marcas de las vainas.
Los peritos remarcaron “lo rotundo de las conclusiones arribadas y la minuciosa metodología aplicada al estudio”.
El informe lleva la firma del subinspector Fabián Porter, de la División Balística de la Policía Metropolitana, y de los peritos Oscar Espósito y Rubén Martín, propuestos por las defensas; los peritos de la PFA, que estuvieron como veedores, mantuvieron la misma postura. (Télam)

Compartir