Otro ataque de Garavano contra la procuradora

"GILS CARBO DEBE PEDIR LICENCIA"

El ministro de Justicia de la Nación Germán Garavano inició ayer un nuevo ataque contra la procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó al considerar que debería alejarse temporalmente de su cargo mientras se la investiga por la compra de un edificio para la institución que conduce.
“Sometida a un proceso, con un fiscal que depende de ella investigando, debería pedir licencia. La situación institucionalmente es muy delicada, no recuerdo otro procurador llamado a indagatoria”, dijo Garavano, quien expresó además que “hemos pedido que de un paso al costado y nos mantenemos en esta posición”.
Los rumores de que el juez Julián Ercolini podría procesar a Gils Carbó por la compra de un edificio a usarse como sede de la Procuración, y por el cual se habría pagado una coima de 3 millones de pesos, llevó a que Garavano reiniciara su embestida.
El ministro no se quedó en el pedido de licencia y aseguró que la titular del ministerio público fiscal “nunca ha tenido una línea de apoyo a las víctimas, ni contra los hechos de corrupción, o contra la delincuencia común. Se dedicó a otras cosas. Necesitamos un procurador que acompañe a las víctimas, y si tenemos un procurador sospechado de corrupción, difícilmente haga esto”, afirmó durante una entrevista con Radio Continental.

Inauguración.
Por otra parte, el ministro de Justicia encabezó la inauguración de un Centro de Acceso a la Justicia (CAJ) en la localidad bonaerense de Avellaneda, al tiempo que también se puso en funcionamiento uno en el distrito sanluiseño de Villa Mercedes que completó la red federal de esas oficinas.
“La Red Federal consolida las bases de una política pública de acceso a la Justicia pensada para favorecer a las poblaciones vulnerables. Este sistema nació como una respuesta a las dificultades burocráticas y territoriales por las cuales se limita el acceso igualitario de los argentinos a sus derechos”, destacó ayer por la tarde el funcionario nacional. (NA)