Otro tarifazo de servicios: 55%

LO ANUNCIARON LOS MINISTROS NICOLAS DUJOVNE Y JAVIER IGUACEL

A pocos días de iniciase un nuevo año electoral, el Gobierno ya puso sobre la mesa los aumentos tarifarios que más impactan en el bolsillo de las familias: transporte, luz y gas.
Al anuncio de una suba promedio del 40% en colectivos y trenes de la Ciudad y GBA desde enero, se sumó la noticia de los incrementos en la energía eléctrica y el gas. Por lo pronto, la secretaría de Energía proyecta para 2019 un incremento del 55% acumulado promedio en las boletas de luz y un 35% en la factura del gas.
Fuentes de la oficina que conduce Javier Iguacel anticiparon que el año que viene se registrarán cuatro subas en las boletas de Edesur y de Edenor, respectivamente. De esta manera, enfebrero habrá un aumento del 26%, otro en marzo del 14%, un tercero en abril del 4% y un cuarto en agosto del 4%.
De esta manera, el incremento acumulado será del 55% para todo el año próximo. Según las estimaciones oficiales en marzo próximo casi el 70% de los hogares de AMBA pagará hasta
$1.275 por mes. Desde Energía anticiparon que para el segundo semestre de 2019 no se registrarán incrementos en las boletas de los servicios de energía eléctrica.
El aumento será en cuatro tramos (siempre en promedio y para AMBA): 26% en febrero, 14% en marzo, y 4% en mayo y agosto. En el interior, el aumento será teniendo en cuenta el Valor Agregado de Distribución (VAD) provincial. Por ejemplo, el usuario que pagaba $1.097 en La Plata en diciembre pagará $1.358. Y el que pagaba $1.788 en Córdoba abonará $2.194.
Además se destacó que las sanciones a los operadores de AMBA (Edenor y Edesur) superaron los $1.400 millones en el acumulado de octubre y que subsidios al sector bajaron a U$S 6.900 millones este año desde U$S 17.500 millones que se registraron en 2015.
Lo cierto es que ambos aumentos proyectados para el año que viene quedarán muy por encima de la inflación que el Gobierno estima en alrededor del 23%. En ese contexto, fuentes de la secretaría de Energía indicaron que los incrementos en ambos servicios “recompone la inflación pasada” al tiempo que remarcaron que “contiene la suba del año que viene”.
Por lo pronto, en los pasillos de la oficina que conduce Iguacel repiten un mantra para bajarle el impacto de los aumentos en las boletas de luz y de gas: “Las tarifas de AMBA siguen siendo las más bajas del país”. La reflexión de los funcionarios de Energía no es menor, teniendo en cuenta que el 2019 será un año electoral.
De acuerdo a los cálculos del Gobierno, en marzo próximo los usuarios promedio de Edenor y Edesur pagarán $1.184 por mes por el servicio eléctrico mientras que en Córdoba esa boleta ascenderá a unos $2.194, como consecuencia de los costos de distribución.Las autoridades energéticas destacan que el año próximo el 24% de la tarifa de los usuarios residenciales de la región metropolitana de Buenos Aires estará subsidiada. En ese contexto, desde el Gobierno confían en disminuir el costo mayorista de la energía eléctrica para los próximos años para alcanzar el promedio mundial hacia 2025.

Un año con aumentos.
Durante el 2018, la suba del servicio de electricidad para los usuarios fueron de 18% en enero y 24,4% en agosto, en promedio para la ciudad de Buenos Aires y el área metropolitana, donde brindan servicios las empresas Edenor y Edesur. Esto representó una suba acumulada de 46,3%. Este ajuste anunciado era el próximo en el calendario.
Según el Indice de Precios al Consumidor porteño e Invenómica, los aumentos en el servicio de electricidad fueron, en promedio, de 1.317% desde diciembre de 2015 a octubre de 2018. En el mismo período, los sueldos nominales aumentaron alrededor del 98%.

Gas.
Además del aumento de energía eléctrica que el Gobierno anunció, se espera una suba en la tarifa del gas de 35 por ciento en abril. Así trascendió ayer en el ministerio de Hacienda, organismo que desde hace unos meses está a cargo de la ahora secretaría de Energía.
A lo largo de 2018, para los usuarios, las subas en gas rondaron el 77,6% (32% en abril y 34,5% en octubre). Si se toman los aumentos desde que Cambiemos es gobierno, diciembre de 2015, la suba acumulada es de 660 por ciento, según el Indice de Precios al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires e Invenómica.
La tarifa del gas se actualiza en un porcentaje similar a la inflación mayorista (IPIM) acumulado entre octubre y marzo. Son aumentos que tiene que autorizar el Enargas, luego de realizar audiencias públicas, y se definen según índices como inflación mayorista y evolución de salarios.
Hoy, del total de la factura que reciben los usuarios, cerca de la mitad de refleja del costo del transporte y la distribución, y el resto el valor que tiene el gas en boca de pozo. Pero un punto clave de debate serán los contratos con las empresas productoras, para evitar lo que pasó en el último invierno, cuando el Gobierno finalmente las compensó por la devaluación. La idea es que los contratos puedan estar en dólares, pero que los precios se pesifiquen para cada semestre.
El ultimo staff report del FMI -las recomendaciones del organismo al Gobierno- pedía cumplir con la regulación para transferir los costos extra de la devaluación a la tarifa que pagan los consumidores. (Ambito.com / Infobae.com / NA)