Inicio El Pais Otro temblor en el mismo lugar

Otro temblor en el mismo lugar

NUEVAMENTE SE MOVIO LA TIERRA EN LA CUENCA DEL DESAGUADERO

Un sismo de leve magnitud se sintió ayer al mediodía en Mendoza, muy cerca del límite con la provincia de San Luis, en la misma zona donde el martes por la tarde ocurrió un terremoto de 6,3 grados que se percibió en muchos lugares del centro del país.
El movimiento telúrico de ayer tuvo una intensidad de 3,5 grados en escala Richter, se registró a las 13.13 y tuvo lugar 80 kilómetros al suroeste de San Luis, 197 kilómetros al sureste de Mendoza, 60 kilómetros al sureste de La Paz, y unos 80 kilómetros al suroeste de San Luis.
Al igual que el del martes, el temblor fue de carácter superficial. Aquel tuvo un hipocentro a 10 kilómetros bajo la superficie, mientras que el de ayer a 14 kilómetros.
La información fue suministrada oficialmente por el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres), quien también informó en su página web que desde el martes hasta ayer se produjeron unas 10 réplicas en zonas cercanas al epicentro.

Bajo el río.
Tanto el del martes como el de ayer, tuvieron su epicentro -punto en la superficie terrestre ubicado justo encima del sitio donde se libera la energía en profundidad-, bajo el cauce del río Desaguadero Salado, que en esa zona marca el límite entre las provincias de Mendoza y San Luis.
Tal como explicaron tres profesores de la Universidad Nacional de La Pampa a LA ARENA, el río Desaguadero discurre por una gran falla de alcance regional que marca la unión de dos bloques tectónicos identificados como Cuyania y Pampia.
A su vez, el hecho de que el del martes haya sido tan cercano a la superficie, fue el motivo por el cual el movimiento se sentió con tanta intensidad aún en zonas alejadas. Esto porque la onda expansiva llegó a superficie prácticamente sin haber atenuado su intensidad en ese escaso recorrido. Un terremoto de la misma intensidad pero más profundo, hubiera llegado a superficie con menos fuerza.
El temblor del martes se percibió en varias localidades de nuestra provincia, en algunas de ellas con mucha fuerza.

Por las escaleras.
En Santa Rosa, vecinos de distintos edificios en torre sintieron el movimiento sísmico del martes y ante la situación decidieron bajar rápidamente hacia la planta baja, al advertir que oscilaban algunas lámparas, y que incluso el movimiento telúrico se manifestaba con el temblor de algunos muebles.
En el inmueble ubicado frente a la Clínica Modelo propietarias de los pisos más altos descendieron presurosas observando el cuidado de utilizar las escaleras, tal como se recomienda en casos de este tipo, o cuando se produce algún incendio u otro siniestro que puede afectar los ascensores.
En otros edificios alto, ocurrieron situaciones similares.