Pacto contra la corrupción y pobreza

TUCUMAN: ENCUENTRO CONVOCADO POR LA IGLESIA, EL GOBIERNO Y LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Convocados por la Pastoral Social, la vicepresidenta Gabriela Michetti y representantes de partidos políticos con representación parlamentaria firmaron ayer en la sala de la jura de la Independencia de la casa histórica de Tucumán un documento en la que se comprometen en la lucha contra la pobreza, la corrupción, la impunidad y el narcotráfico.
El texto, que lleva como título “Una casa fraterna y solidaria”, fue suscripto esta mañana en el marco del tercer día del Congreso Eucarístico Nacional del que participan en la capital tucumana unos 100 mil peregrinos de todo el país, a cuya clausura asistirá hoy el presidente Mauricio Macri.
Además de Michetti en representación del Poder Ejecutivo, firmaron el acta Sergio Massa (Frente Renovador), José Luis Gioja (Partido Justicialista), Fernando “Pino” Solanas (Proyecto Sur), Humberto Tumini (Libres del Sur), Laura Rodríguez Machado (PRO), Omar Duclós (GEN), Silvia Elías Pérez (UCR), Carlos Custer (Unidad Popular), Liliana Negre de Alonso (Compromiso Federal), Juan Fernando Brugge (Democracia Cristiana) y envió su adhesión Elisa Carrió (Coalición Cìvica).
Los dirigentes políticos fueron recibidos en la emblemática sala de la jura por los obispos de la Pastoral Social, Jorge Lozano y Jorge Casaretto, quienes junto a otros organismos de la Iglesia impulsaron la iniciativa, a pocos días de celebrarse el Bicentenario de la Independencia.
En el documento se graficó la firma del acta sobre “cuestiones urgentes de nuestra agenda común” como un “simple gesto de amistad social” y también como una forma de homenaje a los 33 congresistas que sesionaron en la casa histórica hace 200 años.

Temáticas.
El compromiso firmado incluye 10 puntos: lucha contra la pobreza y la exclusión, combate contra el narcotráfico, prevención de las adicciones, impulso a la educación integral, acceso universal a la salud y al agua potable, generación de empleo digno, erradicación de la trata de personas y protección de la vida, promover el cuidado del ambiente, trabajar por la cultura del encuentro y la lucha contra la corrupción y la impunidad.
“Tenemos que ponernos la Patria al hombro. La solución a los males que aquejan a nuestro país es la política. Por eso los respetamos y los invitamos a construir una patria en justicia y solidaridad, privilegiando a los más pobres”, dijo monseñor Lozano, quien convocó a los dirigentes a “vencer la globalización de la indiferencia y crecer en la solidaridad haciéndonos cargo de los que sufren”.
En tanto, en todos los discursos de los dirigentes políticos estuvo presente el agradecimiento a la Iglesia por ser “garante de un ámbito donde dialogar y encontrar acuerdos” y hubo muchas referencias al papa Francisco y su constante mensaje a los políticos sobre que “la unidad es siempre superior a la idea”.

Inclusión e integración.
Por su parte, la vicepresidenta destacó el “patriotismo de tantos hombres y mujeres desconocidos que han dado la vida por la Patria” y señaló que el Bicentenario “es una oportunidad para reflexionar sobre qué queremos hacer con nuestras vidas y qué le queremos dejar al país”, ante el “afán de tantos por acumular riquezas, poder y dinero”.
A su turno, Massa agradeció a la Pastoral Social “por permitirnos redimir esta vergonzosa deuda de la democracia que es la pobreza en Argentina” y dijo que hay que aplicar políticas públicas “para pasar de verdad al hambre cero” en el país.
Gioja, en tanto, llamó a “trabajar para promover la cultura del encuentro y que la unidad nacional no sea algo retórico sino un objetivo realizable” y redondeó su discurso con una máxima peronista: “Que se haga realidad que para un argentino no haya nada mejor que otro argentino”.
Por último, el senador Fernando “Pino” Solanas sostuvo que, a 200 años de la declaración de la Independencia, “el país está fuertemente dañado” y habló de la necesidad imperiosa de que “más allá de las diferencias políticas haya acuerdos sobre política ambiental y cuidado del agua y el aire”.

Finaliza Congreso Eucarístico.
El presidente de la Nación, Mauricio Macri, participará hoy de la misa de clausura del Congreso Eucarístico que se desarrolla en Tucumán donde hoy unos 200.000 fieles todo el país participaron de una misa congregados por las imágenes de la Virgen del Valle de Catamarca y la del Milagro de Salta.
El mandatario concurrirá a la misa del cuarto día del Congreso acompañado por su esposa Juliana Awada, la vicepresidenta Gabriela Michetti y parte de su gabinete, según confirmaron los organizadores del encuentro.
También se espera para mañana la difusión de un mensaje grabado del papa Francisco a los participantes del encuentro que comenzó el jueves en la provincia, con el lema “Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos”.
La celebración de ayer fue presidida por el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli, en el predio del hipódromo de la capital tucumana, donde se montó un impresionante escenario de 43 metros de largo y pantallas gigantes para que los peregrinos pudieran seguir el desarrollo de la misa.
“Como en los comienzos de la Patria, María sigue animando la evangelización del pueblo argentino. Ella sigue siendo la estrella de la evangelización”, dijo Poli en su homilía, en la que destacó los numerosos santuarios que la tienen por patrona en distintos puntos del país.
La misa de ayer -de la que participó el gobernador tucumano Juan Manzur- fue concelebrada por el enviado del papa Francisco, el cardenal Giovanni Battista Re; obispos de Uruguay, Chile, Brasil, Paraguay, Perú, Ecuador y México, y decenas de prelados y sacerdotes argentinos.

Compartir