Palazzo convocó a paro nacional bancario

El titular de la Asociación Bancaria (AB), Sergio Palazzo, anunció ayer en una asamblea realizada en el Supervielle “una huelga nacional total” de la actividad para el 28 de este mes en demanda de la reapertura de paritarias y la eliminación del impuesto a las ganancias.
El dirigente también convocó a profundizar el plan de lucha con nuevas asambleas y cese de tareas durante las tres últimas horas de atención al público los días 18 y 19 de octubre en la totalidad de las 53 seccionales y de las entidades públicas y privadas.
El secretario nacional de Prensa del gremio, Eduardo Berrozpe, informó ayer que esas protestas se realizarán si los empresarios no se avienen a reabrir las negociaciones colectivas y a satisfacer otras demandas de la organización y, de esa forma, “se preparará la huelga nacional bancaria del 28 de octubre”.
El paro fue anunciado por Palazzo en una asamblea realizada en el marco del plenario de delegados y trabajadores del Supervielle.
Además de Palazzo, hablaron el delegado de ese banco Berrozpe; la secretaria general de la seccional Buenos Aires, Alejandra Estoup, y la alterna, Alejandra Vilte, también delegada del Supervielle.

Asambleas.
Los trabajadores de entidades públicas y privadas deliberaron ayer otra vez en asambleas, con cese de tareas, de 12 a 15, en tanto el Secretariado General Nacional ratificó la huelga de 24 horas.
Palazzo explicó en el Supervielle que “el punto 15 del último acuerdo paritario señaló con claridad que de producirse variaciones económicas sustanciales se reabrirían las paritarias” y, en ese sentido, reseñó que “el propio gobierno afirmó que debido al apagón estadístico debía recurrirse al índice de precios de Buenos Aires o al Ejecutivo de la provincia de San Luis”.
“Esos índices señalan que ya hay 33 por ciento de inflación y resta aún un cuatrimestre. Ese ajuste no puede ser absorbido por los trabajadores, mientras los bancos se llenan de plata”, dijo.
El dirigente y referente de la Corriente Federal de Trabajadores (CFT) añadió que las entidades financieras tuvieron este semestre un rango de rentabilidad promedio de más del 35 por ciento e, incluso en febrero, fue del 42 sobre el capital propio.
El sindicalista también denunció que “está en marcha un proceso de liberalización del sistema financiero, que atenta contra los puestos de trabajo y condiciona la discusión salarial”. (Télam)

Compartir