Papelón de Cambiemos en Neuquén

El presidente Mauricio Macri, según la actividad oficial, inauguró hace unos días el puente biprovincial entre Neuquén y Río Negro, pero, la obra no está terminada y se multiplicaron las críticas.
El puente estaría ubicado sobre el río Neuquén, que separa a la rionegrina Cipolletti de la capital neuquina, lo que sirvió para que repitiera en el acto sus palabras sobre el impulso de la obra pública: “Se ha batido el récord de (producción) de asfalto de la historia argentina”, dijo para hacer campaña para Cambiemos con vistas a los comicios del 22 próximo, informó Infonews.
Macri habló como si la obra estuviera terminada señalando que el nuevo puente, “recuperará 33 días al año a quienes lo crucen por el tiempo ahorrado” en transitarlo.
El secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Neuquén, Carlos Quintriqueo, señaló que la visita de Macri “fue más una tomada de pelo que otra cosa”, y aseguró que la inauguración del tercer puente que unirá Neuquén con Río Negro fue “un acto protocolar y de campaña”, porque “todos sabemos que la obra todavía no está terminada”.
Quintriqueo dijo que Macri “no estuvo en Neuquén, porque inauguró el puente del otro lado (Río Negro). Y con el tiempo que estuvo, fue más una tomada de pelo que otra cosa”.
“Exigimos la libertad de Milagro Sala, el pedido de aparición con vida de Santiago Maldonado, el cese a los despidos, la restitución de los puestos de trabajo, el cese a las persecuciones de los pueblos originarios, y criticamos fuertemente cualquier intento de armonización o de intentar llevar la caja de jubilaciones en el orden nacional porque la política de Macri definitiva es volver a las AFPJ”, dijo el dirigente.