Parrilli pasó por Comodoro Py

CAUSA AMIA: EX SECRETARIO RECHAZO LOS CARGOS

El ex secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, rechazó los cargos en su contra por el encubrimiento de iraníes prófugos tras el atentado a la AMIA y advirtió que la causa fue “políticamente armada para desprestigiar” a la ex presidenta Cristina Kirchner, al ser indagado ayer por el juez federal Claudio Bonadio.
Parrilli llegó y se fue de los tribunales federales sin hablar con la prensa, pero durante casi dos horas dentro del juzgado de Bonadio dio explicaciones y aludió a una “causa políticamente armada para desprestigiar a Cristina Kirchner”, según dijeron fuentes judiciales.
La ex presidenta y senadora electa está citada a declaración indagatoria para el próximo jueves en esta misma causa originada en la denuncia del fallecido ex fiscal federal Alberto Nisman. Para ese día está previsto un operativo especial de seguridad en Comodoro Py 2002.
Parrilli negó los cargos por supuesto encubrimiento a ciudadanos iraníes prófugos por el atentado a la AMIA y dijo que no tuvo ninguna participación en las tratativas que derivaron en la firma del Memorandum de entendimiento entre Argentina e Irán, al afirmar que “no tenía atribuciones sobre la política exterior”.
Bonadio indagó a Parrilli y al ex subsecretario de Política Criminal del Ministerio de Justicia en el kirchnerismo, Juan Martín Mena, quienes luego de la firma del Memorandum fueron designados titular y segundo de la AFI respectivamente.
Parrilli y Mena no estuvieron incluidos en la denuncia original de Nisman presentada en enero de 2015 pero fueron agregados en una ampliación de la imputación hecha por el fiscal del caso Gerardo Pollicita cuando se reabrió la pesquisa.

Pericia.
Para ello, el fiscal se basó en una pericia sobre antenas telefónicas ubicadas en el área de la Casa Rosada que dieron cuenta de la presunta presencia de Parrilli en un encuentro donde se habló de la firma del Memorandum el 15 de mayo de 2013.
Según la causa, ese día hubo una conversación telefónica entre otros dos imputados, Luis
D’Elia y Jorge Khalil.
“Yo estoy con una persona amiga, que te está escuchando, que yo no voy a nombrar… ¿Los dos mensajes que tenés cuáles son?”, expresó D´Elía a Khalil, en la conversación que era escuchada en el marco de la causa AMIA con orden judicial.
Y el referente islámico respondió: “si hay un verdadero interés para empezar y entablar las relaciones comerciales de gobierno a gobierno, con funcionario de gobierno de acá, una delegación de allá viajaría o a Caracas o al Golfo o a Beirut mejor… o a alguna zona del Golfo… para empezar las relaciones directas de funcionarios a funcionarios… están dispuestos a viajar y sacar las cosas”.
En la investigación se sospecha que D’ Elia estaba en ese momento en una reunión en la Casa de Gobierno con Parrilli y el ex secretario legal y técnico Carlos Zannini.

Mena.
Mena fue el segundo indagado de la jornada, habló y presentó un escrito en el que rechazó los cargos y detalló las gestiones hechas a raíz de la firma del Memorandum, cuando trabajaba en el Ministerio de Justicia.
“No hubo un cambio entre la gestión de Cristina y la de Néstor. En los diez años que me ocupé del tema AMIA, desde el 2004, nunca hubo un cambio de postura”, sostuvo.
Mena recordó que hizo un viaje a la sede central de Interpol pero explicó que fue para ratificar la vigencia de las alertas rojas con las órdenes de captura para cinco ciudadanos iraníes buscados por el atentado a la AMIA que causó 85 muertos el 18 de julio de 1994, en la mutual judía situada en Pasteur 633.
Pollicita imputó a Mena precisamente por este viaje de marzo de 2015, que según el fiscal fue para hacer creer que había un interés en las capturas. El ex funcionario kirchnerista defendió el objetivo del Memorandum y rechazó que haya habido un “plan criminal”, como acusó el fallecido ex titular de la UFI AMIA. (Télam)