Paso importante por Malvinas

El canciller Héctor Timerman aseguró ayer que “el gobierno del Reino Unido utiliza a los ciudadanos británicos que viven en las islas Malvinas para justificar su propia intransigencia”.
“Nosotros queremos dialogar, cumplir con las resoluciones de las Naciones Unidas y en ningún momento hemos impuesto condiciones o ultimátum al gobierno británico para reunirnos”, sostuvo el canciller en declaraciones a radio Del Plata, al regresar de su viaje a Londres, donde se reunió con parlamentarios y 18 Grupos Europeos Pro Diálogo.
En ese sentido, el canciller también dijo que luego del viaje “percibo en la posición del gobierno británico es un fuerte olor a petróleo”.
“Mi visita a Londres, junto al senador Daniel Filmus y el diputado Guillermo Carmona, estuvo en todos los medios ingleses como nunca había estado el tema Malvinas en décadas”, agregó Timerman.
Destacó además la importancia de la reunión que mantuvo con “18 grupos de 18 países de Europa que apoyan el diálogo entre Gran Bretaña y la Argentina y haber establecido el debate sobre Malvinas en medio de la sociedad inglesa”.
El canciller también aseguró que “si el Reino Unido acepta las resoluciones de las Naciones Unidas no debería llevar mucho tiempo” que las Islas Malvinas vuelvan a ser administradas por la Argentina.
“Las Naciones Unidas en varias oportunidades dijo que negocien bilateralmente el Reino Unido y la Argentina lo antes posible. Creo que una vez que nos sentemos a negociar no puede llevar mucho tiempo”, explicó.
Por último, Timerman aseguró que “las Malvinas es parte de nuestro territorio que fue arrebatado por una invasión y en ese sentido no podemos tener otra opinión que la integridad territorial de nuestro país”. (Télam)