Pedraza, tras las rejas

RECHAZARON LA PRISION DOMICILIARIA

La Cámara Federal de Casación desestimó ayer el pedido de la defensa del sindicalista José Pedraza para que cumpla con arresto domiciliario su condena por el asesinato del militante del Partido Obrero (PO) Mariano Ferreyra.
Por lo tanto, Pedraza continuará con su reclusión en un establecimiento penitenciario, ya que en 2013 fue condenado a 15 años de prisión junto a Juan Carlos “Gallego” Fernández, quien lo secundaba en la conducción de la Unión Ferroviaria.
Ambos fueron considerados “penalmente responsables” del delito de homicidio en “concurso ideal con el delito de homicidio en grado de tentativa en calidad de partícipes necesarios”.

Problemas de salud.
Luego de que en octubre se lo negara el Tribunal Oral Criminal 21, el abogado del sindicalista había recurrido nuevamente ante la Justicia: en el planteo, la defensa argumentó que Pedraza sufre de problemas de salud y que en el penal de Ezeiza -donde purga la pena- no recibe los cuidados médicos que necesita.
En el escrito, propuso que el lugar de detención sea un piso del edifico ubicado en avenida Del Libertador y Billinghurst, en el barrio porteño Palermo, propiedad de su esposa.
“Se trata de un paciente de 70 años de edad, que presenta como antecedentes médicos de importancia enfermedad de Parkinson, deterioro cognitivo, componente represivo, hipertensión arterial, hipertrofia concéntrica moderada a severa del ventrículo izquierdo y bloqueo de rama derecha”, sostuvo entonces el abogado de Pedraza, Carlos Froment, encargado de la presentación. (NA)