Inicio El Pais "Pensé que nunca sería candidato"

«Pensé que nunca sería candidato»

ALBERTO FERNANDEZ HABLO DE CFK, MASSA Y CRITICO LAS POLITICAS ECONOMICAS DE MACRI

Alberto Fernández dio una entrevista radial ayer en AM 750 de su candidatura presidencial. «Me tomo la candidatura con tranquilidad, no con irresponsablidad», afirmó, al tiempo que aseguró que «la política dice que me tengo que hacer cargo de la presidencia por cuatro años» y que tiene un desafío: «Sé que debo trabajar para sacar al país del estado caótico en el que lo deja Macri». En ese sentido, dijo que «es mi mayor desafío» y que «me preparo para eso».
Reconoció que «racionalizo mucho la política y por eso pensé que nunca sería candidato»; y que por eso «desde el 18 de mayo», cuando Cristina Fernández anunció que ella sería su candidata a vicepresidenta, «solamente analizo cómo hacer el after day, el 11 de diciembre, porque hay una enorme obligación con los cuatro millones de pobres que generó Macri, los que se quedaron fuera del sistema, los que no tienen trabajo, los empresarios que tuvieron que bajar la cortina, los chicos pobres».

Poder judicial.
Fernández se refirió a la incidencia del Poder Judicial en la política y manifestó que «cuando la política falla aparecen personajes de la Justicia en su reemplazo». No consideró que fuera algo solamente de la Argentina: «Es una acción contra opositores a Macri; a Temer y Bolsonaro en Brasil; a Moreno en Ecuador». Recordó que en su momento habló el tema con el ya fallecido asesor de Lula, Marco Aurelio García. «Él me lo planteó y yo no estaba muy seguro de lo que me decía; tenía razón: hay un correlato en la acción de la Justicia y los medios para perseguir y estigmatizar, se ve con Lula y con Cristina».
En esa línea, estimó que «el objetivo era sacar del escenario a Cristina y no lo lograron». Atribuyó ese fracaso a que en la Argentina «hay una conciencia política y social diferente a la de otros países, con grupos sociales y un movimiento político-sindical que hacen que seamos impermeables a esos ataques».

Incomprensible.
Sobre la acusación de una acción eventual contra el Poder Judicial si llega al gobierno, Fernández dijo que es «una discusión ridícula», dado que «hace treinta años que enseño derecho» y que con ese planteo «se desvía la atención» respecto de «los problemas importantes». Y planteó que la apertura de importaciones fue perjudicial para la industria argentina. Además, remarcó que «la mitad de los chicos es pobre, en un mundo en el que lo más importante es la inteligencia, y los estamos dejando al margen del futuro».
Respecto la incorporación de Miguel Pichetto como compañero de fórmula de Macri, aseguró que es «una decisión incomprensible» y que «no hay explicación». Estimó que «les cuesta explicar a los propios y a los peronistas» haber sumado al senador de Río Negro.

«Buen café».
En otro pasaje dijo que «con Massa tuvimos un buen café» y que fue bueno el reencuentro con el líder del Frente Renovador. «Hubo desencuentros, pero lo respeto mucho». En cuanto al impacto de las fake news opinó que «no puedo preverlas y me limitaré a desmentirlas».
Hizo un llamamiento a una «campaña limpia, honesta», y pidió que «debatamos modelos de país y no nos maltratemos con falsedades». Agregó que «quiero debatir con Macri para que se sepa qué país quiere él y qué país quiero yo, y que la gente elija».

Cristina.
Por otro lado, el candidato presidencial también defendió a la ex presidenta frente a las acusaciones por presunta corrupción y aseguró que más allá de cualquier crítica que se le pueda hacer «no es chorra», pero «la metieron con fórceps en un sinfín de causas». Fernández no rechazó la posibilidad de que haya habido casos de corrupción durante el gobierno anterior pero aseguró: «Sé que Cristina no se metería nunca en una cosa así. La conozco. Podemos atribuirle mil cosas, que es antipática, que es soberbia, pero Cristina no es chorra ni ladrona, estoy seguro de lo que digo». (Página12/Perfil.com)