Pérez Corradi quiere entregarse

SE NEGARON A DECLARAR LOS CONDENADOS POR EL TRIPLE CRIMEN DE GENERAL RODRIGUEZ

Los abogados del prófugo Ibar Estéban Pérez Corradi, acusado de ser el autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez y en otra causa por lavado de dinero, dijeron ayer al juez federal Norberto Oyarbide y al ministerio de Seguridad de la Nación que su cliente quiere entregarse y que pide garantías.
Los letrados Carlos Broitman y Juan José Ribelli afirmaron, además, a la prensa que su defendido asegura que es “totalmente ajeno” al triple crimen de Sebastián Forza (34), Leopoldo Bina (35) y Damián Ferrón (37).
Ribelli añadió que Pérez Corradi (38) “está convencido de que los que están detenidos también son inocentes y que han amañado prueba para que estén presos” por el caso, en referencia a los hermanos Martín (42) y Christian (44) Lanatta y Víctor (35) y Marcelo Schillaci (36).
“Pérez Corradi no es una persona de peligrosidad, no está armada”, aseveró Broitman y Ribelli añadió que como “cualquier prófugo tiene temor a que pueda pasar algo y más cuando comienza a correr todo este tema de caza de brujas, incluso con aumento de recompensa”.
Fuentes judiciales dijeron que Oyarbide, tras un encuentro que mantuvo con Broitman en los tribunales de Retiro le informó que ya no tiene en su poder la causa que involucra a Pérez Corradi por supuesto lavado de dinero, pero que si resuelve presentarse quedará detenido con todas las garantías judiciales y de seguridad.
Actualmente, esa causa está a cargo del juzgado federal 7, cuyo titular es Sebastián Casanello, quien está de licencia, pero como Oyarbide está de turno en la feria judicial de enero, firma por el juzgado de su colega.
Tras la breve visita a Comodoro Py, Broitman y su socio Ribelli se reunieron con el jefe de gabinete del ministerio de Seguridad de la Nación, Pablo Noceti, para presentarle un pedido de garantías que permitan la entrega de su defendido.
“El gobierno está haciendo todo lo necesario para detenerlo. Esto es lo primero que nos hicieron saber, que van a estar con todas las tareas de inteligencia para ubicarlo, más allá de la voluntad de Esteban Pérez Corradi de presentarse y estar a derecho”, dijo Broitman para resumir la reunión.
Con respecto a la razón por la que consideraría entregarse después de más de tres años, Broitman manifestó que su defendido entiende que “este es el momento propicio, con esta nueva administración, con lo que ha transmitido (la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia) Vidal, con lo que está transmitiendo el presidente (Mauricio) Macri de transparencia”.

No declararon.
Los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, condenados por el triple crimen de General Rodríguez que fueron recapturados el lunes en Santa Fe tras permanecer 15 días prófugos, se negaron a declarar en el marco de la causa por el ataque a los dos policías en la localidad bonaerense de Ranchos y por la fuga del penal de General Alvear.
La abogada María Elizabeth Gasaro aseguró que los Lanatta y Schillaci “se negaron a declarar” ante el fiscal de Brandsen, Mariano Sibuet, por la “doble tentativa de homicidio” de los efectivos Fernando Pengsawath (23) y Lucrecia Yudati (33) sucedida el 31 de diciembre último.
Además, los últimos dos recapturados también se negaron a declarar frente al fiscal general de Azul, Cristian Citterio, por la fuga de la cárcel, en la cual ya se había negado Martín Lanatta.
“Se negaron a declarar, vamos a esperar a analizar bien la causa porque todavía no pudimos obtener copia y como la causa está en plena instrucción siempre hay pruebas que se aportan todos los días”, dijo a la prensa la abogada María Elizabeth Gasaro.
Según la letrada, el equipo de abogados que representa a los condenados quiere “tener vista la totalidad de la causa para que los chicos declaren en ambas”.
En ese sentido, el abogado Humberto Próspero recordó que solicitaron que “las causas se unifiquen en el fuero federal para que quede todo en su lugar”.
“Les aconsejamos a ellos que no declaren porque la defensa no puede chequear la infinidad de pruebas que se van acumulando en el día a día”, aseguró. (Télam)

Los contactos de “El Faraón”
Un audio de una comunicación telefónica entre un jefe policial y el empresario Marcelo “El Faraón” Melnyk realizada antes de fin de año confirmó los vínculos que existían entre algunos miembros de la policía con el círculo íntimo de los tres evadidos del penal de General Alvear, tal como lo denunció el ministro de Seguridad provincial Cristian Ritondo.
Se trata de una escucha telefónica entre quien estaba a cargo de la Jefatura Distrital de Almirante Brown, el comisario Leonardo Julián, y Melnyk, quien actualmente está detenido en el marco de la causa en la que se investiga la fuga de los hermanos Martín y Christian Lanatta y Víctor Schillaci.
Fuentes del Ministerio de Seguridad provincial confirmaron que el comisario Julián ya fue separado de su cargo y está siendo investigado por Asuntos Internos.
El ministro Ritondo había asegurado en declaraciones periodísticas realizadas días atrás que “hubo policías que colaboraron con los prófugos”.