Perpetua para dos acusados

CONDENADOS POR EL CRIMEN DE CANDELA RODRIGUEZ

La Justicia de Morón condenó ayer a dos hombres a la pena de prisión perpetua por el crimen de Candela Rodríguez, de 11 años, ocurrido en 2011 en Villa Tesei. Se trata de Hugo Bermúdez, de 59 años, y Leonardo Jara, de 37, quienes fueron sentenciados por el delito de coautores de “privación ilegal de la libertad, seguida de muerte”.
En tanto, el tercer acusado, Fabián Gómez, fue condenado a cuatro años de prisión como “partícipe secundario de privación ilegítima de la libertad”, pero se determinó que continúe en libertad hasta que el fallo quede firme.
La sentencia fue dictada por unanimidad por los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Morón: Diego Bonanno, Raquel Lafourcade y Mariela Moralejo Rivera.
Tras conocerse el fallo, Carola Labrador, madre de Candela, rompió en llanto. Al hablar con la prensa sostuvo que ahora su hija “puede descansar en paz”, aunque aseguró que “falta gente por juzgar”.
“Seis años de lucha, seis años esperando, seis años diciendo que Bermúdez fue el que abusó de mi hija, pero hoy se hizo Justicia. Aunque falta gente”, expresó Labrador, mientras aseguró que “hubo mucha complicidad de la policía y de la política de ese momento”.
En ese sentido, recordó que “alguien le entregó a Candela a Bermúdez para que la violara y la matara, después de estar nueve días bien cuidada”, al referirse a los días que fue mantenida cautiva.
También se manifestó conforme con la actuación de los jueces y sostuvo que ahora va a poder descansar, además de cuidar al resto de su familia.

Fallo.
El fallo estuvo en consonancia con el pedido de los fiscales Pablo Galarza, Antonio Ferreras y Mario Alberto Ferrario que habían pedido perpetua para Bermúdez y Jara, aunque habían solicitado ocho años para Gómez, que es el doble de lo que dictaron los jueces.
En tanto, los abogados defensores de los acusados habían solicitado la absolución por considerar que no había pruebas suficientes para incriminarlos.

El caso.
Candela Sol Rodríguez fue capturada a metros de su casa el 22 de agosto de 2011, permaneció secuestrada 9 días y su cuerpo fue hallado dentro de una bolsa en Villa Tesei, con signos de haber sido violada y asfixiada.
Durante el juicio se consideró que Bermúdez fue quien violó y asesinó a la niña, Jara el que hizo una llamada extorsiva y Gómez fue sindicado como el encargado de las tareas de inteligencia para concretar el secuestro.
El caso, que causó una gran conmoción en el país, había sufrido un serio traspié judicial cuando fueron apartados el primer fiscal, Marcelo Tavolaro, y el juez de Garantías de Morón Alfredo Meade, por presuntas irregularidades cometidas en la investigación, especialmente por parte de la Policía Bonaerense.
Una comisión de la Legislatura provincial estableció que el expediente estuvo “plagado de irregularidades”, especialmente en la búsqueda de la niña, mientras era mantenida cautiva.
Carola Labrador considera que el crimen de su hija no tuvo una motivación precisa: “Podría haber sido cualquier nena, justo estaba ahí. Parecía de 16 años, pero tenía solamente 11”, expresó. (NA)