Perpetua para ex barra

JUICIO POR EL CRIMEN DE ACRO

Un ex barrabrava de River Plate fue condenado ayer a prisión perpetua y otro fue absuelto en el segundo juicio oral por el asesinato en agosto del 2007 del hincha millonario Gonzalo Acro, en el barrio porteño de Villa Urquiza.
De manera unánime, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 15 porteño consideró a Sergio “Pelado” Piñeiro autor del delito de “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas, en concurso real con homicidio agravado en grado de tentativa” (por Osvaldo Matera, el amigo de Acro que también resultó herido de bala en el ataque), aunque por mayoría lo condenó a prisión perpetua, ya que el presidente del tribunal votó en disidencia con ese castigo.
Respecto al otro acusado, Matías “Kevin” Kraft, los jueces lo absolvieron, tal como lo había solicitado la fiscal de juicio Dafne Palópoli, pero continuará preso porque tiene otras causas pendientes.
La audiencia comenzó cerca de las 10 en la pequeña sala que el TOC 15 tiene en el octavo piso del edificio de Lavalle 1171, donde Piñeiro, quien llegó al juicio en libertad tras ser exceptuado por razones psiquiátricas del primer proceso contra el resto de los barras -realizado en 2011-, tuvo la oportunidad de pronunciar sus “últimas palabras”.
En contraste con el semblante relajado y sonriente de Kraft, quien sabía que sería absuelto por falta de acusación, Piñeiro se mostró nervioso e inquieto en su asiento.
Al ser invitado a hablar, Piñeiro se acercó al banquillo frente al Tribunal y, levantando la voz, juró que no tenía “nada que ver con el homicidio de Acro ni con la tentativa de homicidio de Matera” y afirmó que las acusaciones en su contra “son todos supuestos, indicios, ni una prueba firme”, luego de lo cual detalló que “ninguno de los testigos presenciales” lo vio ni a él ni a su auto en la escena del crimen. (Télam)