Perritos y música zen

CABINA ANTIESTRES EN PLAZAS DE LA CIUDAD

Pasto sintético, música zen y cachorritos, la nueva propuesta del gobierno de la Ciudad para que los porteños lleguen a fin de año con menos estrés.
Después del subtemetrocleta y la agradaselfie, una nueva iniciativa del Gobierno porteño se llevó todas las burlas en las redes sociales. Se trata de la nueva Cabina Antiestrés -que fue inaugurada el miércoles en plaza Armenia- un cubículo de vidrio y pasto sintético donde el estresado podrá relajarse, escuchar música zen y acariciar perritos. Lejos de ser un chiste, la Cabina hasta cuenta con voluntarios encargados de darles de tomar agua a los cachorros, que luego podrán ser adoptados.
En las redes sociales estallaron los chistes y las críticas por el destino elegido para usar el presupuesto frente a problemas más importantes como mejorar las escuelas y los hospitales públicos. “Yo realmente no entiendo estas huevadas como las plantitas en los pasos a nivel… Se vienen las inscripciones y yo ya sé que mi hijo va a quedar afuera por falta de vacantes. Vergüenza el desperdicio de presupuesto”, escribió indignada una usuaria de Facebook.
Según informaron fuentes del ministerio de Ambiente y Espacio Público, la cabina se instaló por primera vez en Palermo, para que la gente sienta el cariño de las mascotas. “Los vecinos que pasan por ella viven una sorpresiva experiencia: aislados del ruido de la ciudad, y sin saber lo que ocurrirá dentro, interactúan con perros y gatos”, indicaron.
La actividad está acompañada por ONGs que trabajan junto a Mascotas de la Ciudad, que cuidan de los animales que participan de la actividad, para que estén hidratados. Además son controlados por veterinarios, informó el diario Página 12.