Pichetto: “Es una postura personal”

CRECE LA TENSION EN EL BLOQUE DE SENADORES

Senadores del PJ-FPV tienen previsto dar a conocer en los próximos días un “pronunciamiento” para despegarse de las expresiones sobre la inmigración que realizó el jefe de esa bancada, Miguel Pichetto, quien salió a aclarar que no habló “en nombre del bloque” sino que expresó “una postura personal”.
El senador por Misiones Juan Manuel Irrazábal anunció que “en la primera reunión” de la bancada PJ-FPV, él y otros senadores van a proponer que el bloque tenga “un pronunciamiento claro como bloque, respetando las posturas particulares de los que opinen como él”.
En declaraciones a Radio Nacional, Irrazábal se refirió así a los dichos de Pichetto de la semana pasada, cuando opinó que la Argentina funciona como “ajuste social de Bolivia y ajuste delictivo de Perú”, y calificó esas expresiones como “absolutamente reaccionarias y antihumanitarias”.
“No puede comprometer al bloque porque el bloque no tiene esa postura”, sostuvo el misionero, quien además evaluó que los dichos del jefe del bloque se dan en “un momento muy delicado en el país y en el mundo, con el tema refugiados y migrantes”.
Por su parte, Pichetto intentó anticiparse a la discusión y, en declaraciones periodísticas, aclaró: “Nunca hablé este tema en nombre del bloque, siempre quedó claro que es una postura personal mía”.

División.
A diferencia de lo que ocurrió en la Cámara de Diputados, el bloque de senadores del PJ-FPV evitó la ruptura tras la salida del poder del kirchnerismo, pero la división interna se hizo notar desde las primeras sesiones de la Cámara alta de este año.
Un grupo de aproximadamente diez senadores de pura cepa kirchnerista suele votar en contra de todos los proyectos importantes que envió el Gobierno este año al Congreso mientras que el resto de la bancada, alineada con Pichetto, votó a favor.
De hecho, a principios de 2016, en medio de la discusión parlamentaria por el pago a los fondos buitre, hubo un intento de ese grupo de sumar senadores a su sector y aislar a Pichetto, pero no lo consiguió.
En cuestión de días, la mayor parte de la bancada del PJ-FPV reconoció la conducción de Pichetto, quien se vio fortalecido luego al ser bendecido por los gobernadores peronistas como su principal representante en el Senado y, además, secretario político del PJ. El sector kirchnerista del bloque quedó así aislado en casi todas las votaciones. (NA)

Compartir