Piden informes a la UIF y BCRA

JUEZ RECIBIO LOS LIBROS CONTABLES DE LA FUNDACION DE MICHETTI

El juez federal Ariel Lijo recibió ayer los libros contables de la fundación SUMA y pidió a la Unidad de Información Financiera (UIF) que le informe de manera “urgente” si existen reportes de operaciones sospechosas o investigaciones abiertas por supuesto lavado de dinero en relación a esa organización que preside la vicepresidenta Gabriela Michetti.
La fundación SUMA quedó en la mira de la justicia en el marco de una causa en la que se investiga el origen del dinero que le fue robado a la Michetti en noviembre pasado, el día que se consagró vicepresidenta de la Nación.
Los pedidos de informes a la UIF y al Banco Central (BCRA) se ordenaron en el marco de una serie de pruebas dispuestas por el magistrado, que el miércoles libró “orden de presentación” y encomendó a Gendarmería Nacional ir a la sede para buscar los libros contables de la fundación, desde donde garantizaron que serán llevados al juzgado.
Los libros contables de SUMA fueron presentados ayer y serán sometidos a investigación, informaron fuentes judiciales vinculadas con el caso; luego de que el abogado de Michetti, Ricardo Gil Lavedra, sostuviera que “es absolutamente falso que se haya ordenado un allanamiento o secuestro en la fundación SUMA”.
En este sentido, precisó que “el juzgado, como es de práctica, ordenó la presentación de documentación perteneciente a la fundación, lo que fue notificado por las fuerzas de seguridad”, en un comunicado difundido el miércoles por la oficina de prensa de la Vicepresidencia.
Esta medida fue parte de una resolución más amplia en la que, además, Lijo dispuso que la UIF informe “con carácter de urgente” la existencia de reportes de operaciones sospechosas (ROS) relativos a la fundación “SUMA para el diseño de políticas públicas con visión estratégica”. (Télam)

Compartir