Piden juicio para Cristina y sus hijos

HOTESUR: AVANZA CAUSA CONTRA LA EX PRESIDENTA

Los fiscales Gerardo Pollicita y Gerardo Mahiques pidieron que la ex presidenta Cristina Fernández y sus dos hijos, Máximo y Florencia Kirchner, vayan a juicio oral y público por lavado de dinero en el caso Hotesur.
Ante el juez federal Julián Ercolini, los fiscales presentaron el pedido para que la causa en la que se investigan presuntas maniobras de lavado de dinero mediante el alquiler de habitaciones de un hotel pase a juicio y que implica también al empresario Lázaro Báez.
También pidieron juicio para Romina Mercado, la hija de Alicia Kirchner, el empresario inmobiliario Osvaldo Sanfelice, el contador Víctor Manzanares, Adrián Berni, César Andrés, Ricardo Albornos, Edith Gelves, Patricio Arandia, Emilio Martín, Jorge Bringas, Julio Mendoza, Martín Jacobs, Alejandro Ruiz, y Oscar Leiva.
La causa es por la maniobra de lavado de dinero de 80 millones de pesos, y con el alquiler de plazas hoteleras a las empresas de Lázaro Báez, este último detenido y actualmente juzgado en la causa por la “ruta del dinero K”.
“Los planes criminales llevados adelante por esta organización criminal no se agotaban en el sistema de beneficios y prebendas a favor de los empresarios amigos, que de esta forma se enriquecían gracias a los vínculos trazados”, sostuvieron los fiscales.
Pollicita recordó que el 80 por ciento de obra pública que entregó el Estado Nacional entre 2003 y 2015 fue a Lázaro Báez, y luego de ello -señaló- establecieron un circuito duque “permitió canalizar regularmente fondos desde las empresas a favor de una actuaría como sociedad anónima, cuya función en el esquema de blanquedo diseñado consistiría en recibir dinero proveniente del delito precedente y aplicarlo al negocio de la hotelería”.
La investigación Hotesur comenzó en noviembre de 2014 con una denuncia que hizo la diputada y hoy precandidata a presidente Margarita Stolbizer por supuestas irregularidades de la firma ante la Inspección General de Justicia (IGJ). Hotesur fue adquirida en 2008 por Néstor Kirchner, con 2 millones de dólares que el entonces ex presidente compró en los días de mayor tensión en el mercado financiero a causa de la crisis en donde el precio se depreciaba y fugaban las divisas.
El caso fue impulsado por el juez Claudio Bonadio. En noviembre de 2014 Bonadio ordenó el allanamiento de la sede de Hotesur en la Capital. La empresa administra el Hotel Alto Calafate, que tras la muerte de Néstor Kirchner quedó en parte en manos de sus hijos y de la Presidenta. El juez se encontró una oficina vacía. A mediados de 2015 Bonadio fue expulsado del expediente después de hacer una serie de allanamientos en Santa Cruz. Finalmente el caso pasó a manos del juez Ercolini y el fiscal Pollicita, en el marco de la causa de asociación ilícita.

Un fallo lamentable.
Carlos Beraldi, abogado defensor de Cristina consideró como “político, lamentable, y arbitrario” el fallo de la Cámara Federal que confirmó el procesamiento con prisión preventiva de la ex presidenta.
“Estamos frente a una resolución que es realmente lamentable y arbitraria. Vamos a recurrir, no porque no queremos afrontar las instancias judiciales siguientes sino para dejar constancia de todas las violaciones que están ocurriendo”, manifestó Beraldi.
El letrado consideró: “El fallo es político. Un capítulo más de la historia tan triste que estamos viviendo. Lo que surge de este fallo es que no hay ninguna prueba de que Cristina Kirchner sea jefe de una asociación ilícita”.
La Cámara Federal confirmó el jueves el procesamiento con prisión preventiva de la ex presidenta Cristina Fernández, por considerarla jefa de una asociación ilícita destinada a cobrar coimas a cambio del direccionamiento de la obra pública.
“No hay pruebas de que haya recibido dinero para realizar actos impropios de sus funciones que es la segunda imputación que se conoce como cohecho”, expresó Beraldi en declaraciones formuladas a radio AM530.
El tribunal también trabó un embargo a la senadora nacional por Buenos Aires de 1.500 millones de pesos, en el marco de la denominada causa de los “cuadernos”, que surgió a partir de las anotaciones que hizo el chofer del ex funcionario detenido Roberto Baratta.
Con esta decisión, la Sala I de la Cámara Federal porteña confirmó el fallo del juez federal Claudio Bonadio, quien había anticipado que iba a avanzar con el pedido de desafuero en la Cámara alta cuando tuviera el respaldo del tribunal superior.
Los jueces Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia avalaron el argumento de Bonadio y coincidieron en que la ex mandataria tuvo “conocimiento del sistema de recaudación” en todo momento.

Encuentro con Alperovich en el Senado.
La ex presidenta y senadora nacional Cristina Fernández mantuvo un encuentro con su par y ex gobernador de Tucumán José Alperovich, quien busca postularse para volver a la Gobernación provincial con el apoyo de la líder de Unidad Ciudadana.
“Estuvimos con Cristina hablando de la difícil situación del país y, en especial, de la difícil situación por la que atraviesan los tucumanos”, dijo el dirigente norteño al término de la reunión que se llevó a cabo el último jueves en el despacho de la ex mandataria en el tercer piso del Senado.
El legislador nacional por Tucumán destacó: “Ella me ha transmitido un mensaje de esperanza para todos y todas en estas fechas de reflexión y de encuentro familiar”.
“En 2019 tenemos la oportunidad de corregir todo a través del voto. Hay esperanza de que vamos a estar mejor. Y vamos a hacer realidad esa esperanza. En 2019 vamos a hacer juntos Tucumán”, señaló el senador peronista en declaraciones periodísticas.
Se trata de la segunda reunión entre Cristina Fernández y José Alperovich, luego de la que mantuvieron el mes pasado, antes de que el senador tucumano anunciara su salida del Bloque Justicialista que comanda Miguel Ángel Pichetto. (Ambito.com y NA)