Piden procesar a la esposa de José López

El fiscal federal Federico Delgado pidió ayer procesar a la esposa del detenido ex secretario de Obras Públicas, José López, Maria Amalia Díaz, a la religiosa Celia Aparicio y a dos empresarios en la causa por enriquecimiento ilícito contra el ex funcionario, quien el viernes confesó haber guardado 9 millones de dólares en su casa de Dique Luján.
“En el convento sabían que iba a ir López” y además “tenían conocimiento del contenido de los bolsos”, concluyó Delgado en un dictamen en el que, además, pidió al juez federal Daniel Rafecas ampliar el procesamiento a López a raíz de ser propietario de la casa de Dique Luján que, según la fiscalía, simulaba alquilar.
El pedido fue hecho al juez federal Daniel Rafecas, a casi dos meses de la detención de López, en la madrugada del 14 de junio pasado, cuando intentó esconder una valija y bolsos con el dinero dentro del monasterio de General Rodríguez.
Rafecas inspeccionará el martes próximo la casa de Dique Luján para identificar el escondite del dinero al que aludió López en su indagatoria de ayer: un piso falso debajo del tanque de agua en esa propiedad, que habitó con su esposa Maria Amalia Díaz.
También, ordenó que le remitan un teléfono celular marca Iphone de López que era periciado, luego de que el ex funcionario dio la clave de acceso.
A la luz de ese dato, el juez resolvió abrir el teléfono en un trámite para el cual citará a todas las partes del caso.
Paralelamente, el fiscal le solicitó dictar los procesamientos, tras la ronda de indagatorias que culminó con López en relación a la propiedad de la vivienda, incorporada a la acusación por enriquecimiento ilícito, además de los miles de dólares secuestrados en el monasterio. (Télam)