Piden suspensión de Arribas

DIRECTOR DE LA AFI SERA CITADO POR EL CASO ODEBRECHT

El Congreso decidió ayer citar formalmente al director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, luego de que declinara la invitación que se le había cursado para el miércoles, mientras que la oposición reclamó que se aparte del cargo mientras dure la investigación sobre el presunto cobro de coimas de parte de la firma brasileña Odebrecht.
La Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos de Inteligencia se reunió a pesar de que Arribas faltó al encuentro y resolvió “por unanimidad” citarlo “en un tiempo prudencial, con un temario que lo va a decidir la comisión”, informó el presidente del cuerpo, el senador oficialista Juan Carlos Marino.
“Ya no es una invitación, es una citación”, aclaró Marino tras el encuentro a puertas cerradas en el edificio anexo del Senado, donde los diputados y senadores de la oposición, además, pidieron que el director de Inteligencia se aparte de su cargo mientras dure la investigación.
A pedido de la diputada kirchnerista Teresa García, la Comisión Bicameral había invitado al funcionario a explicar su situación luego de que Leonardo Meirelles, un operador financiero de Odebrecht, declarara ante la Justicia argentina que en 2013 realizó diez transferencias por un total de 850 mil dólares a una cuenta de Arribas.
Sin embargo, el funcionario notificó el martes por escrito a la comisión sobre su ausencia en el encuentro y envío una copia de la denuncia que le hizo a Meirelles por “falso testimonio” y respuestas a una serie de preguntas que le había hecho llegar la diputada García.
Según indicó Marino en declaraciones a la prensa luego de la reunión, a la que calificó como “excelente, con posiciones diferentes”, las respuestas enviadas por Arribas “algunos las creyeron suficientes y otros no”, aunque señaló que todos los legisladores coincidieron en que “se ha equivocado en no venir”.
El senador radical fue el único integrante de la comisión que salió a hablar y destacó el “nivel de responsabilidad de todos los miembros” del cuerpo al poner de relieve la necesidad de “tratar de que no sea vulnerable el sistema de Inteligencia”.
No obstante, durante el encuentro la oposición pidió que Arribas dé un paso al costado mientras dure la investigación, como hizo el titular de la Aduana, Juan José Gómez Centurión.
El oficialismo argumentó que eran casos distintos, porque cuando Gómez Centurión fue denunciado se encontraba en su cargo mientras que los hechos que se le imputan a Arribas tuvieron lugar antes de que fuera director de la AFI.

Cristina.
Por otra parte, el juez federal Sebastián Casanello pidió informes para determinar si, entre 2011 y 2014, hubo reuniones en el despacho presidencial de la Casa Rosada, en la residencia de Olivos, el Ministerio de Economía y el de Planificación entre representantes de Odebrecht y la ex presidenta Cristina Kirchner u otros funcionarios.
Además, la diputada Margarita Stolbizer entregó en el juzgado copias de constancias del “Registro Único de Audiencias de Gestión de Intereses” donde figuran 25 pedidos de audiencia con funcionarios kirchneristas por parte de Odebrecht, según informaron fuentes judiciales.
En un oficio enviado al jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, Casanello requirió que se le informe si se cuenta “con registros de papel digitales o fílmicos donde obren constancias de reuniones que pudieron llevarse a cabo en esos lugares”, en alusión a “la Casa Rosada, despacho presidencial, Residencia de Olivos, Ministerio de Economía y de Planificación”.
Casanello tiene a cargo una denuncia que investiga un supuesto pago millonario de sobreprecios para la construcción de una planta potabilizadora en el Paraná de las Palmas, adjudicada por la empresa Aysa. (NA y Télam)