Piden 40 años de prisión para Bignone

El fiscal Martín Nikilson pidió ayer la condena a prisión perpetua para el general Santiago Omar Riveros, en el juicio que se sigue ante el Tribunal Oral Federal 6 por la maternidad clandestina montada en Campo de Mayo durante la última dictadura y la entrega a ocho bebes nacidos en cautiverio a familias de militares.
También reclamó 40 años de prisión para el ex dictador Reynaldo Bignone, entonces comandante de Institutos Militares, y penas 35 y 30 años de prisión respectivamente para los médicos Raúl Martin y Norberto Atilio Bianco, que atendían los partos.
Para la obstetra Luisa Yolanda Sala de Arroche García, que firmó el certificado de nacimiento falso que permitió la entrega a la familia de un militar del nieto recuperado Francisco Madariaga Quintela, la fiscalía pidió 13 años de prisión.
Niklison, asistido por la fiscales ad hoc, Viviana Sánchez y Nuria Piñol, hizo el pedido al cabo de su alegato ante el Tribunal Oral Federal 6, que el lunes pasado ya escuchó el alegato de la querellante Abuela de Plaza de Mayo.
La querella había pedido 40 años de prisión para Riveros; 35 para Bignone, y penas de 30 para los médicos Bianco y Martín, así como 12 para la partera Arroche. Para pedir perpetua para Riveros, la fiscalía reclamó la unificación de penas. Actualmente está firme una condena de 40 años dictada por el tribunal oral de San Martín.
El lunes próximo a las 10 se reanudará el juicio con el alegato de la defensa del médico Martin, el primero de los cinco acusados que alegará antes de que el TOF6 emita su veredicto. (Télam)