Piden indagar a la madre y a la hermana de Nisman

EN CAUSA POR PRESUNTO LAVADO DE ACTIVOS

El fiscal federal Juan Pedro Zoni pidió ayer que se cite a declaración indagatoria de la madre y la hermana del fallecido fiscal Alberto Nisman y al técnico informático Diego Lagomarsino por participar en una presunta maniobra de lavado de dinero a través de una cuenta bancaria en Nueva York de quien fuera titular de la UFI Amia.
El pedido del fiscal se basó en documentación llegada de los Estados Unidos que permite presumir que tanto los imputados como el financista Claudio Picón, habrían permitido “introducir en el circuito legal fondos y/o bienes del fallecido Natalio Alberto Nisman presuntamente originados a partir de actividades delictivas”.
Zoni pidió al juez de la causa, Rodolfo Canicoba Corral, que además de indagarlos, instrumente una nueva batería de medidas de prueba -cuyo contenido no se difundió- y que les trabe embargo por 80 millones de pesos.
El elevadísimo monto equivalente a los casi 10,5 millones de pesos de depósitos y propiedades involucrado en la maniobra, más la multa de hasta diez veces ese valor previstas en la legislación contra el lavado de dinero.

Transferencias.
Además de propiedades en la Capital Federal y Punta del Este, la documentación aportada por el banco Merril Lynch y la Unidad de Información Financiera (UIF) permitió detectar transferencias a esa cuenta apoderado de un total de 666.690 dólares entre septiembre de 2012 y agosto de 2014.
“Se ha logrado establecer la existencia de distintos bienes y fondos, que a pesar de aparecer vinculados a distintas personas que actuaran como testaferros, en realidad eran propiedad de Natalio Alberto Nisman”, agregó el dictamen.
Para la fiscalía los bienes y montos que manejaba a través de terceros el fallecido jefe de la Unidad Fiscal Amia son “exorbitantes” en relación a su patrimonio e ingresos como funcionario público y advirtió que “no ha sido posible vincular el origen” con “actividad lícita alguna”.
“Resulta evidente que los distintos gastos y bienes reseñados permiten advertir un incremento patrimonial que no resulta compatible con los ingresos que registró como representante del Ministerio Público Fiscal de la Nación”, agregó el fiscal Zoni.

Cuenta.
Nisman abrió la cuenta en el banco neoyorkino omitiendo su condición de funcionario público, lo que lo convertía en “persona politicamente expuesta”, y para ello declaró como ocupación la de abogado en actividad.
La UIF también individualizó a varios depositantes en esa cuenta que indicó como “movimientos sospechosos” por parte de Joseph Gestetner, Daniel Benayon, Rodfa Limited, al financista Damián Carlos Stefanini -desaparecido misteriosamente en octubre de 2014-, y al citado Picón. (Télam)