Pidieron cinco años de prisión para Pérez Corradi

El empresario Ibar Pérez Corradi afronta un nuevo pedido de condena de hasta cinco años de prisión por haber contrabandeado 50 kilos de efedrina desde China simulando ser pólvora y esta semana podría recibir una nueva pena por la importación de esta sustancia. La querella a cargo de la DGI pidió esta semana la condena de cinco años de prisión para Pérez Corradi, en tanto que el fiscal en lo penal económico Marcelo Agüero Vera solicitó cuatro años y seis meses.
El miércoles de esta semana podría dictarse el veredicto, luego de que se le otorgue a Pérez Corradi -quien es trasladado bajo un fuerte operativo de seguridad- la posibilidad de dar sus últimas palabras. En este caso, Pérez Corradi, quien aún es investigado como instigador del Triple Crimen de General Rodríguez en 2008, está acusado por la importación de cincuenta kilos de efedrina, sustancia utilizada para la fabricación de drogas de diseño.

El caso.
La causa se inició cuando se allanó la vivienda de su madre en Vicente López y se encontró un pendrive que contenía copias de correos electrónicos del empresario. En algunos de esos correos electrónicos, Pérez Corradi negociaba la compra de efedrina a China y pedía que la misma llegara oculta como cargamento de pólvora: el detenido empresario pagó unos 7.500 dólares por esos 50 kilos de efedrina que en verdad nunca se supo si ingresaron a la Argentina.
El juicio está a cargo del Tribunal Oral Penal Económico 2 y es unipersonal, con la intervención del juez Luis Losada.
Durante este año, Ibar Pérez Corradi recibió una condena de siete años de prisión por el tráfico ilegal de efedrina, que era desviada hacia bandas de narcotráfico para la producción de drogas de diseño. El empresario, detenido tras haber sido extraditado desde Paraguay, fue condenado en este caso por la importación de 1.900 kilos a través de Guillermo Ascona.
Son los dos juicios que hasta el momento enfrentó el empresario, pero el principal es aquel en el que se lo juzgará por la causa madre de la importación de efedrina a la Argentina, allá por 2008. (NA)