Pidieron la liberación de Milagro Sala

"MACRI AMPARA LA PERSECUCION POLITICA"

Diputados nacionales del Frente para la Victoria, organizaciones sociales y de derechos humanos reclamaron ayer la libertad de Milagro Sala y del resto de los detenidos de la agrupación Tupac Amaru y pidieron que se termine con “la persecución política” en Jujuy, al advertir que el gobierno de Mauricio Macri “ampara” esa situación “en complicidad” con el gobernador de la provincia Gerardo Morales.
En una conferencia de prensa, los dirigentes hicieron referencia a la situación del periodista Raúl Noro, esposo de Milagro Sala, detenido el jueves tras presentarse espontáneamente en los tribunales de Jujuy junto a las dirigentes de la Tupac Amaru Mirta Guerrero “Shaquira”, Gladys Díaz y Mirta Aizama en la causa denominada “Pibes Villeros” y en la que se indaga a cooperativas integradas a la Red de Organizaciones Sociales.
Estela Díaz de la Secretaría de Género de la CTA pidió la “inmediata liberación de Milagro Sala y de los 12 compañeros detenidos de la Tupac” y reclamó “por la recuperación del Estado de derecho en la provincia” y el “cese de la persecución que sufre esa organización a partir de causas inexistentes”.

Represión.
Denunció además “la feroz represión” que recibieron el jueves trabajadores del ingenio Ledesma que fueron atacados con gases y postas de goma, en el marco de una medida de fuerza resuelta por una asamblea que rechazó por “insuficiente” la última propuesta salarial de la empresa.
“Hay un plan sistemático para destruir y aniquilar a nuestra organización”, advirtió por su parte el dirigente de la Tupac, Alejandro “Coco” Garfagnini, quien dijo además que esa organización hará responsables “al gobierno de Mauricio Macri, al secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, al ministro de Justicia, Germán Garavano, y al gobernador Gerardo Morales por lo que pueda pasar el jueves próximo en la denominada Marcha del Apagón”.
De esta forma, el dirigente hizo referencia a la marcha convocada por el 40 aniversario de “La Noche del Apagón”, un operativo represivo de la dictadura cívico militar en el que fueron secuestradas unas 400 personas de Calilegua, Libertador San Martín y El Talar, que contó con la complicidad del ingenio azucarero Ledesma, propiedad de Carlos Blaquier.
Taty Almeida, integrante de Madres de Plaza de Mayo- Línea Fundadora, señaló que son “varios los atropellos” desde que Macri asumió el gobierno y aseguró que Morales “no actúa solo sino con el consentimiento del presidente”. (Télam)

Compartir