Pilotos de Austral siguen de paro

Los pilotos de Austral mantuvieron ayer el paro por 48 horas pese a la conciliación obligatoria dictada y las amenazas de sanciones del Ministerio de Trabajo. La medida afectó durante todo el día a 36 vuelos de cabotaje por lo que cerca de 4 mil personas quedaron varadas en Aeroparque.
La mayor parte de la jornada pasó bajo completa incertidumbre porque las partes mantuvieron una reunión convocada de urgencia por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, con una propuesta para destrabar el conflicto, que anoche los trabajadores debatían en su gremio.
Austral indicó mediante un comunicado que se “firmó un acta acuerdo que pondría fin a la medida de fuerza” pero desde UALA desmintieron la versión, dijeron que sólo fueron notificados” y aclararon que no hubo “ningún acuerdo”. Austral informó que “en la mencionada reunión las autoridades ratificaron ante los pilotos que no existe ninguna obligación ni acuerdo cerrado con respecto a una posible participación del empresario (Carlos) López Mena en el grupo Aerolíneas Argentinas”, y explicaron que “una eventual incorporación de López Mena se encuentra sujeta a que las partes concluyan favorablemente las negociaciones”.

Dudas sobre fusión.
El gremio fue convocado a un nuevo encuentro con la empresa para mañana, “con el objeto de esclarecer cualquier duda” con respecto a la posible fusión de las compañías aéreas, y las autoridades laboral también se comprometieron a recibirlos ese día. Según el presidente de UALA, Diego Serra, todos los puntos serían analizados en una asamblea y de continuar la medida de fuerza hoy deberán suspenderse a otros 52 vuelos programados.
El gremio entendió que la conciliación dictada por Trabajo “no corresponde porque es la continuación de una medida de fuerza que se tomó el 21 de febrero, cuando el ministerio intervino; en ese momento nosotros acatamos la medida, pero el plazo terminó y la empresa no cumplió con lo prometido, por lo que decidimos volver al paro”.
En el comunicado del gobierno al que hicieron caso omiso los pilotos se exhortaba a “los involucrados a retomar en forma inmediata el servicio, evitando daños a cientos de usuarios que se han visto perjudicados intempestivamente con esta acción extemporánea”. La medida fue calificada por la cartera laboral como “totalmente injustificada” y se advirtieron futuras “sanciones”, pero el paro no fue levantado y unas cuatro mil personas se quedaron sin viajar. (DyN)