Pino Solanas criticó a Elisa Carrió por retirarse del acto

El Frente Amplio Unen (FAU) quedó otra vez atravesado por sus diferencias internas con respecto al PRO y por un contrapunto entre los presidenciables Elisa Carrió y Fernando “Pino” Solanas, quien endilgó a la chaqueña tener “gestos de intolerencia” política. Solanas volvió a arremeter ayer contra Carrió, a menos de 24 horas del acto de lanzamiento del FAU porteño, en el que la dirigente de la Coalición Cívica-ARI abandonó el salón, disgustada por el tono antimacrista del discurso del líder de Proyecto Sur.
“Sorprendió a todo el mundo porque es ella la que predica tanto la tolerancia, la concordia, la pluralidad y dice todo lo que se le ocurre sin consultar a nadie”, declaró Solanas, quien juzgó como una “grosería” y “un gesto de intolerancia” la actitud de la diputada nacional.
Con todo, Solanas aseguró que lo tiene “sin cuidado” la reacción de Carrió, con quien compartió boleta en los últimos comicios legislativos.
“Yo dije que no había lugar para la derecha moderna y ahí ella pegó el salto”, recordó el senador y entendió que esa situación “va a ayudar a clarificar” porque “no se hace campaña haciendo discursos cada vez más light”.
Carrió eligió la red social Twitter para contestarle a Solanas y, aunque una vez más defendió la idea de promover un acuerdo con el PRO, le bajó el tono a la disputa e ironizó: “No estoy enojada, solo me fui con mi carterita a comer pizza ¡Miren que linda!” (lo que acompañó con una foto de su cartera). “Quiero la unidad de la República, con el espacio más amplio posible; la República en la decencia”, insistió ayer después de haber dejado vacía su silla junto a Solanas y abandonado -aunque solo por un rato- el salón donde el FAU hizo su presentación porteña.
Advirtió además que “cuando la miseria llega, no pregunta si es radical o macrista; llega y llega para quedarse”.
“Repito: la República, la Patria y la Libertad es de todos; no es de izquierda ni de derecha; haré lo necesario para que haya República, vamos por la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción”, afirmó.

Diferencias.
Con el cruce entre Solanas y Carrió, el frente volvió a exhibir sus diferencias internas en torno a la conveniencia o no de confluir electoralmente junto al macrismo en el 2015.
La discusión divide aguas a favor y en contra tanto en la Coalición Cívica como en el radicalismo, pero el resto de las fuerzas (Partido Socialista, Proyecto Sur, GEN, Libres del Sur, Partido Socialista Auténtico, Podes) rechaza de plano esa posibilidad.
Más cerca de Carrió se ubican los diputados Oscar Aguad (UCR) y Martín Lousteau (Suma+), quien expresa la voz del radicalismo porteño, que conduce Emiliano Yacobitti.

Opiniones.
Lousteau justificó ayer el enojo de Carrió con el argumento de que “es violento que alguien diga hasta dónde llega” el frente y consideró “inaceptable que alguien se arrogue la potestad de definir lo que es UNEN”.
“Entiendo la reacción de Carrió, porque cuando Pino dice hasta acá llega, llega hasta su interpretación, lo discutiremos, y la gente decidirá”, planteó el legislador, quien marcó a las PASO como el instrumento apropiado para dirimir la cuestión.
En tanto, el diputado radical y presidenciable Julio Cobos eligió relativizar las diferencias y encuadró lo ocurrido ayer en el hecho de que tanto Carrió como Solanas “son dos personalidades con carácter fuerte”.
“De nada nos sirve abrirle la puerta a un espacio político que va a originar que otro espacio político se vaya por otro lado; ante esta situación prefiero consolidar nuestro espacio como lo venimos haciendo hasta ahora”, dijo el ex vicepresidente. (Télam)