Playón colmado

Unos 60 vehículos que fueron secuestrados en controles de alcoholemia realizados el fin de semana en la ciudad balnearia de Mar del Plata originaron serios inconvenientes en el playón que la Dirección de Tránsito local, dado que superaron su capacidad para albergar vehículos. Al colmarse las instalaciones, los rodados en infracción fueron ubicados en calles aledañas a la sede de la entidad municipal. De esta forma, las arterias España, Jujuy y 25 de Mayo, alojaron una gran cantidad de automóviles que esperaban ser retirados luego de que los propietarios hicieran los trámites correspondientes.
Los controles de alcoholemia estuvieron a la orden del día en el marco del operativo organizado de manera conjunta por las autoridades municipales y provinciales junto con la Policía Bonaerense instalaron en la zona balnearia. La finalidad de tales operativos es fundamentalmente la prevención de accidentes, razón que conlleva a tomar medidas contra situaciones que los provocan. En esa línea, las autoridades resaltaron que el plan implementado no conlleva una medida para castigar al turista o causarle problemas, sino que se trata de concientizar sobre las graves consecuencias que provocan el incumplimiento de las normas de tránsito.
Como los vehículos secuestrados deben ser retirados por una persona autorizada previo paso del infractor por el Juzgado de Faltas, razón que motiva demoras para su remoción y por ende, permanecen por varias horas en el playón y zonas aledañas. (NA)