Polémica declaración de ministro sobre suspensiones

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, interpretó ayer como una situación “positiva” las suspensiones registradas en empresas de diversos rubros, al argumentar que ello significa que las compañías “retuvieron” a su personal. “Aunque usted no lo crea, en parte es una buena noticia porque quiere decir que las empresas no despidieron”, fueron las textuales y polémicas palabras del ministro.
Así lo sostuvo luego de que se conociera durante las últimas semanas que algunas empresas de sectores sensibles decidieron suspender empleados ante una alicaída demanda, en medio de un escenario económico recesivo.
“De algo que es una noticia negativa yo tengo una interpretación positiva”, evaluó y argumentó: “Entre la sobreproducción del año pasado para aprovechar el tipo de cambio bajo y la recesión de estos meses, la producción sufrió y sufren quienes producen, los que trabajan, los empleados”.
Aclaró, de ese modo: “Las expectativas son buenas, por eso desde las pymes y las compañías grandes, notamos una grandísima retención de personal”.

Compañías.
El presidente de Fiat Argentina, Cristiano Rattazzi, admitió que el sector automotriz atraviesa por una “situación complicada”, mientras admitió: “De 30 días, estamos trabajando siete”.
Esta semana se conoció que la fábrica de lavarropas y lavavajillas Drean cerrará por siete días, a finales de este mes, dos plantas de Córdoba por un exceso de mercadería, lo cual impactará en alrededor de 1.500 trabajadores que serán suspendidos durante esos días.
En esa línea, hace tan sólo unos días el gigante alimenticio Arcor anunció que anticipará las vacaciones de unos 400 trabajadores debido a la caída de la producción por una fuerte baja en sus ventas.
A su vez, hace casi dos meses la fábrica de heladeras Finpak suspendió a sus 90 empleados de Catamarca por diez días debido a la acumulación de stock por la caída de ventas en el mercado interno.
En ese contexto, Cabrera destacó: “Vemos que la decisión es mantener a su personal, aunque con suspensiones”.
“Ahora, las empresas deberán acomodar sus números ya que la inflación real es de 1,5 por ciento”, evaluó en diálogo con Radio 10 y aseguró que el Gobierno busca “cuidar el empleo”.
Asimismo, pronosticó que la economía crecerá un punto hacia fin de año y anticipó que en 2017 la expansión será de 5 por ciento. (DyN)

Compartir