Polémica en San Luis

DESPIDOS MASIVOS TRAS PROTESTA

Al despido de 60 trabajadores en la municipalidad de Estancia Grande, distante a 20 kilómetros de la capital de la provincia de San Luis, se sumaron el viernes, el de una maestra y el de un líder vecinal que participaron el jueves último en una protesta “contra la forma de gestión del intendente” y la toma por tres horas de edificio municipal.
“En realidad la municipalidad nunca se tomó y sí es cierto que desde mi asunción en diciembre pasado, he despedido a 60 personas de un plantel de 153”, afirmó el intendente Reynaldo Pastor.
“Nuestra comuna – aclaró- cuenta con 530 electores y cuando asumí me encontré con un plantel municipal de 153 empleados, sin presupuesto asignado y bajísimos recursos que no me permitieron conservar semejante cantidad de gente”.
“El municipio aún no tiene presupuesto y si bien el gobierno de la provincia esta trabajando en ello, yo no puedo endeudar la municipalidad sin saber que va a pasar”, indicó y aclaró que la comunicación podía cortarse debido a su ingreso en una zona de montaña, hecho que ocurrió.
Para los vecinos de Estancia Grande, en cambio, la realidad es otra y las urgencias se suman día a día, pese a habitar un municipio que cuenta con canchas de polo, un estadio deportivo para 12.000 personas, teatro y anfiteatro, dos diques y un centro cultural de primera jerarquía.
Los vecinos que reclaman por sus fuentes de trabajo, son en muchos casos empleados con más de 7 años de antigüedad y “otros de toda la vida como las ordenanzas de la escuela del lugar” por lo que solicitan además la “inmediata renuncia” del intendente Reynaldo Pastor, a quien acusan de haber lanzado una caza de brujas contra el personal con despidos masivos y amenazas. (Télam)

Compartir