Policía conductor de Uber mató un ladrón

AL SER ASALTADO SE ENFRENTO A TIROS CON LOS DELINCUENTES

Un oficial de la Policía Bonaerense que en sus francos de servicio conduce un automóvil de la aplicación Uber mató el sábado por la madrugada a uno de los tres delincuentes que lo abordaron para asaltarlo en el partido bonaerense de Quilmes.
Fuentes policiales revelaron a NA que el sujeto abatido, identificado como Gonzalo Gastón Montero, de 23 años, tenía antecedentes penales, ya que había salido hacía 12 meses de la cárcel, luego de cumplir una pena de 4 años. Asimismo, el Peugeot 308 en el que se trasladaban los delincuentes tenía pedido de secuestro a solicitud de la seccional Quilmes 3ra del viernes pasado por el delito de Robo Automotor.
El oficial usaba su auto para ganar dinero extra en sus horas libres y se encontraba aguardando una pasajera cuando fue sorprendido por los delincuentes. El encuentro provocó un tiroteo que terminó con la vida de uno de los ladrones.

Hecho.
El hecho se produjo el sábado alrededor de las 2 de la madrugada en la calle Lisandro de la Torre al 1900, donde el oficial, quien presta servicio en Lomas de Zamora, se dirigía con su vehículo, un Volkswagen Bora, en un viaje de la aplicación Uber, cuando el auto en cuestión le cruzó el paso.
Del rodado bajaron tres delincuentes armados que le sustrajeron pertenencias como dinero y documentación que poseía en la billetera, luego de aplicarle un culatazo con un arma de fuego en el rostro al conductor del Uber. Cuando los sujetos se retiran, el efectivo se da a conocer cómo policía con su arma reglamentaria calibre 9 milímetros y se generó un tiroteo, que provocó que los ladrones se dieran a la fuga.

Abandono.
En la intersección de las calles Don Torcuato de Alvear y Malvinas Argentinas, en la localidad de Quilmes los asaltantes dejaron abandonado a uno de sus cómplices muerto, como consecuencia de las heridas de bala que sufrió, una de ellas en la cara.Posteriormente, los sujetos también dejaron abandonado el vehículo en la esquina de las calles Berutti y O Higgins y lo prendieron fuego, pero debido a la rápida intervención de los bomberos, el incendio fue extinguido y dentro del rodado se observaron distintos tipos de documentación entre ellas la sustraída al oficial.
Luego, se presentaron en la seccional Quilmes 9na. familiares del fallecido, que hasta ese momento no había podido ser identificado, pero a partir de los datos que ellos aportaron se estableció su nombre y los antecedentes penales.

Investigación.
La titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 4 de Quilmes, Karina Gallo, dispuso que se realicen pericias, las cuales fueron divididas en dos: las balísticas quedaron a cargo del personal de Gendarmería Nacional y las del cuerpo del delincuente abatido en manos de la Policía Científica de la fuerza bonaerense.
En tanto, el policía se mantuvo en libertad, ya que la trabajadora judicial determinó que actuó bajo legítima defensa, aunque la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense le inició un sumario administrativo, algo protocolar cuando hay una persona muerta. (NA-Diario26)