Proselitismo sin límites: militantes pintaron un perro de verde

Parece que el proselitismo a veces trasgrede los límites de todo sentido común.

Un grupo de militantes, colaboradores de la diputada peronista tucumana, Sarita Assán, pintaron de verde, el color característico del partido, a un perro y cosecharon una avalancha de críticas.

Los militantes, con remeras con el nombre Carlos “Alito” Assán, funcionario actual de gobierno, y padre de Sarita, fueron escrachados en una actitud de claro maltrato animal.

“Macaco, Macaco vení”, grita uno de los militantes mientras llama al perro. Un vecino le recrimina la actitud a lo que le responde: “No te metas, hacé una denuncia a Protección de Animales”.

A esto, quien lo filma lo alienta a que lo pinte “un poco más en las patitas”.

No solo proteccionistas sino gran parte de la comunidad, a través de redes de sociales y diversos medios, repudiaron la desagradable actitud.

Sarita Assán, tras la difusión del video, dijo que los militantes fueron separados y que el perro “está bien de salud”.